Han pasado varios meses de la deportación de Aida Merlano a Colombia desde Venezuela y son varios los cabos sueltos que ella y la justicia- en teoría- no han podido desenredar para que el país entienda finalmente el entramado de corrupción electoral en Barranquilla y parte del Caribe.

A pesar de que el esc√°ndalo se destap√≥ hace cinco a√Īos con diferentes declaraciones y sentencias, la justicia colombiana no ha avanzado en el proceso de esclarecer c√≥mo y qui√©nes financiaron la campa√Īa de Merlano en 2018.

En varios audios, pruebas y sentencias relacionados con el escándalo de la ex representante Aida Merlano, diferentes testigos y protagonistas han dicho que fueron varios los políticos, empresarios y prestamistas, que se acordaron entregar dineros que fueron usados para aceitar las candidaturas de Merlano por el partido Conservador, Arturo Char y Lilibeth Llinás, estos dos pertenecientes a Cambio Radical.

El pasado 30 de junio, el expresidente del Congreso, Arturo Char, fue vinculado formalmente al proceso, despu√©s de varias dilaciones, y desde Miami, donde actualmente reside, fue vinculado formalmente a la investigaci√≥n. Desde all√° lo √ļnico que declar√≥ Char fue que Merlano ha mentido en el proceso y se declar√≥ inocente.

Dependiendo los audios y las versiones los montos son diferentes. Lo cierto es que la Corte Suprema de Justicia ha determinado que estos dineros entraron a las campa√Īas de Merlano y de su f√≥rmula Lilibeth Llin√°s, sino que compuls√≥ copias a la Fiscal√≠a para que iniciara investigaciones para procesar a otras personas ya que no es de su competencia.

Lo ins√≥lito es que muchos de los protagonistas ‚ÄĒentre ellos el exsenador Fuad Char y su hijo el exalcalde de Barranquilla Alejandro Char, el contratista Faisal Cure, o el prestamista Galo Abondano, entre otros‚ÄĒ de este entramado ni siquiera han sido llamados a declarar por la Fiscal√≠a General, tal y como lo se√Īal√≥ el abogado Miguel √Āngel del R√≠o, defensor de la exsenadora.

La pol√≠tica dio una rueda de prensa que ha sido interpretada como una forma de opacar el otro esc√°ndalo electoral que sacudi√≥ a principios de a√Īo a Barranquilla, con Nicol√°s Petro como protagonista.

Del R√≠o cuestion√≥ a la Fiscal√≠a por no haber adelantado investigaciones contra los implicados en el caso, entre ellos pol√≠ticos y empresarios de Barranquilla y la Costa que supuestamente financiaron de manera ilegal la campa√Īa al Congreso de Merlano, y el hoy candidato a la alcald√¨a de Barranquilla, Alejandro Char.


El génesis

Todo comenz√≥ el 13 de marzo de 2018 cuando un equipo de la Polic√≠a y la Fiscal√≠a General allan√≥ la ‚ÄėCasa Blanca‚Äô, la sede de la campa√Īa de Aida Merlano, en el barrio El Golf de Barranquilla. All√≠, dos d√≠as despu√©s de la jornada electoral en la que ella obtuvo unos 76.000 votos, las autoridades encontraron dinero en efectivo, cientos de c√©dulas, certificados electorales, bases de datos, y recibos de dinero entre otros, que daban indicios de que all√≠ se hab√≠a fraguado una operaci√≥n de compra de votos.

Merlano compart√≠a su sede de campa√Īa con la tambi√©n candidata a la C√°mara de Representantes por el partido Cambio Radical, Lilibeth Llin√°s, ambas al parecer auspiciadas por el clan Char.

Ese d√≠a, las autoridades capturaron a cinco personas, entre ellas una hermana de la entonces representante, que estaban en la sede de campa√Īa y coordinaban la supuesta operaci√≥n ilegal.

Merlano fue capturada d√≠as m√°s tarde y se fug√≥ el 1 de octubre de 2019, solo d√≠as despu√©s de que la Corte Suprema de Justicia la condenara a 15 a√Īos de c√°rcel por varios delitos: compra de votos, concierto para delinquir y tenencia ilegal de armas.

En febrero de 2022, vistiendo una desali√Īada blusa blanca desde su lugar de detenci√≥n en Venezuela, la excongresista Merlano ‚Äďacompa√Īada de su abogado del R√≠o‚Äď sostuvo una entrevista con el periodista Daniel Coronell. Fue su primera aparici√≥n desde que escap√≥ en moto de un consultorio odontol√≥gico despu√©s de haber sido condenada a 15 a√Īos de prisi√≥n por la Corte Suprema de Justicia por tres delitos: corrupci√≥n al sufragante, concierto para delinquir agravado y porte o tenencia ilegal de armas de fuego de defensa personal.

En la entrevista contó los pormenores de cómo se realizó una de las mayores operaciones de compra y venta de votos en la ciudad de Barranquilla y el Caribe colombiano y reveló que había sido amante y socia política de dos de los mayores empresarios y políticos de la región Caribe colombiana: Julio Gerlein y Alejandro Char.

Merlano justific√≥ su fuga por un supuesto plan para asesinarla y as√≠ evitar que delatara la trama de corrupci√≥n pol√≠tica que la llev√≥ a la c√°rcel y que se habr√≠a urdido desde las entra√Īas del poder regional del Atl√°ntico.


La pista del dinero

 

 

Merlano afirm√≥ en la entrevista con Coronell que hab√≠a prendido el ventilador porque la dejaron sola: ‚ÄúLe dijeron a los investigadores que no me conoc√≠an. Tambi√©n que era una mit√≥mana y loca‚ÄĚ.

‚ÄúSu estrategia inicial ‚Äďcuenta su abogado Vladimir Cuadro‚Äď era declararse inocente, pero cuando se dio cuenta de que frente a las pruebas y que la dejan sola, cambi√≥ de opini√≥n y empez√≥ a colaborar‚ÄĚ.

En esa entrevista, Merlano reconoci√≥ que la alianza pol√≠tica en la que se unieron las casas Char y Gerlein ocurri√≥ cuando ella decidi√≥ aspirar al Senado, despu√©s de que el patriarca Roberto Gerlein decidiera no volver a postularse tras 40 a√Īos en el Congreso.

‚ÄúAl principio Julio [Gerlein] no quer√≠a apoyarme‚ÄĚ, sostuvo la pol√≠tica ante la Corte Suprema en uno de los interrogatorios. Pero el empresario ‚Äďentonces su pareja‚Äď logr√≥ el apoyo tras varias reuniones con el senador Arturo Char.

Seg√ļn Merlano, entre el senador Char, el empresario Gerlein y el contratista del distrito de Barranquilla cercano a los Char, Feisal Cure, definieron una inusual alianza: ella se lanzar√≠a al Senado en la lista del partido Conservador, a cambio de apoyar a Lilibeth Llin√°s a la C√°mara de Representantes por el Atl√°ntico, pero por una lista de Cambio Radical, en una clara violaci√≥n al estatuto de los partidos y movimientos pol√≠ticos.

Adem√°s de Merlano, varios testigos como Rafael Rocha, coordinador de su campa√Īa, coinciden en que se realiz√≥ una reuni√≥n en la ‚ÄėCasa Blanca‚Äô en la que participaron el senador Char, Merlano, Julio Gerlein, Lilibeth Llin√°s y Faisal Cure, entre otros, en donde se defini√≥ la estructura y la financiaci√≥n de la campa√Īa.

360-grados.co ¬∑ Rafael Rocha habla sobre la compra y venta de votos en la campa√Īa Merlano

‚ÄúFaisal dijo que iba a financiar la mitad de la campa√Īa, Arturo se comprometi√≥ con la otra mitad‚ÄĚ, asegur√≥ Merlano. Gerlein ser√≠a el administrador de los recursos tanto de su candidatura como la de Llin√°s, quien aspirar√≠a a la C√°mara de Representantes.

M√°s all√° del novel√≥n de sus relaciones personales, la excongresista explic√≥ que los dineros para su campa√Īa y la de Llin√°s proven√≠an de coimas de contratos que hab√≠a suscrito la administraci√≥n de Barranquilla. El embrollo est√° en que en las grabaciones en poder de la justicia y en varias entrevistas a medios de comunicaci√≥n, hay varias versiones y contradicciones sobre el origen del dinero.

360-grados.co ¬∑ Aida Merlano y Julio Gerlein discuten sobre el dinero de la campa√Īa

*Esta publicación fue realizada por el medio 360 grados.


La punta de iceberg

 

‚ÄúExiste un carrusel de contrataci√≥n en el Atl√°ntico‚ÄĚ, sostuvo Merlano en una diligencia ante la Corte. Ella calcul√≥ que entre Char y Gerlein reunieron 18.000 millones de pesos. Si bien ese fue el monto acordado para su campa√Īa, no todo le lleg√≥ a ella, sino que la mayor parte se fue a financiar otras campa√Īas, entre ellas las del senador Arturo Char, Lilibeth Llin√°s y otras personas como el ‚ÄúNegro L√≥pez y otra persona en Santa Marta‚ÄĚ, agreg√≥ la exsenadora.

Seg√ļn Merlano, Alejandro Char le asegur√≥ que, para su campa√Īa, su familia le entregar√≠a 12.000 millones de pesos que proven√≠an de coimas que le deb√≠a Gerlein por varios contratos (canalizaci√≥n de los arroyos, construcci√≥n de v√≠as y la obra del Malec√≥n del R√≠o), que dicho grupo pol√≠tico hab√≠a entregado a trav√©s de la Alcald√≠a de Barranquilla.

Los Char han negado siempre que hayan financiado la campa√Īa de Merlano. El patriarca de la familia, el exsenador Fuad Char, anunci√≥ en un comunicado en febrero de 2023, sin mencionar directamente a Merlano, que ‚Äúcomo familia estamos dispuestos a agotar todas las instancias jur√≠dicas para desenmascarar todo este entramado de mentiras que la se√Īora ha declarado en contra nuestra‚ÄĚ.

All√≠ es donde empiezan las diferentes versiones. En una llamada entre Merlano y Gerlein, grabada por servicios de inteligencia venezolanos, discuten el monto de lo que cost√≥ la campa√Īa. Merlano insisti√≥ en que quien financi√≥ su campa√Īa fue Alejandro Char o su familia por un valor de 16.000 millones de pesos.

El empresario le respondi√≥ que √©l se gast√≥ 12.000 millones de pesos, pero que estos proven√≠an de varios pr√©stamos: uno con el Banco Serfinanza, otro de su hermano Mauricio, su socio Jaime Massard y un √ļltimo de un prestamista Jos√© Galo Abondano.

La justicia tiene el desaf√≠o de probar el origen de los recursos que fueron presuntamente entregados bajo la mesa, pues no hay registro de estos en Cuentas Claras, aplicativo que debe contener informaci√≥n financiera de las campa√Īas pol√≠ticas. De hecho, ni Massard, Abondano, ni Cure aparecen como aportantes a campa√Īa electoral alguna.

En esa misma conversaci√≥n, Merlano le recrimin√≥ a Gerlein que parte de los recursos se los hab√≠a prometido Alejandro Char, supuestamente producto de una coima que le girar√≠a el contratista Faisal Cure. Sin embargo, la pol√≠tica asegur√≥ que nunca entr√≥ la cantidad que Gerlein asegura cost√≥ su campa√Īa y lo justifica se√Īalando que el empresario financi√≥ otras campa√Īas de otras regiones.

En la versi√≥n de Merlano sobre el origen de los dineros, Julio Gerlein le deb√≠a 6.000 millones de pesos de coimas a Char por dos contratos de obras p√ļblicas, por la construcci√≥n de la Avenida del R√≠o y el Malec√≥n, que le hab√≠an otorgado a su empresa Valorc√≥n, y este se hab√≠a comprometido a pagarlos financiando su campa√Īa. Adem√°s, Char le pidi√≥ a Faisal Cure que le girara a su examante 12.000 millones de pesos.

Merlano explic√≥ ante la CSJ que este mismo modus operandi lo us√≥ Cure para financiar su campa√Īa. Seg√ļn la excongresista, este le entreg√≥ 6.000 millones de pesos a trav√©s de cheques y contratos ficticios firmados a terceros. ‚ÄúTodos estos dineros proven√≠an de recursos
de la naci√≥n”; explic√≥. Una vez en efectivo ‚Äúun escolta de Cure (le) llevaba maletas de dinero‚ÄĚ, agreg√≥ en una audiencia.

Tanto en las investigaciones de la Corte Suprema como en las entrevistas que ha concedido a medios de comunicación, Merlano sostiene que la plata proveniente de los Char, que a su vez se la entregaba Cure, la recibía Gerlein y él se encargaba de repartirla sin que ella tuviera participación, por eso asegura que no le llegó todo el dinero que se dice que le enviaron.

El 8 de noviembre de 2017, el Consejo Nacional Electoral fij√≥ la suma de alrededor de 800 millones de pesos por candidato como l√≠mite de gastos de cada una de las listas al Senado de la Rep√ļblica para los comicios del 2018 en la circunscripci√≥n ordinaria.

Tras varios allanamientos, la Corte encontró que los hermanos Gerlein Echeverria giraron entre enero y abril de 2018 cheques por 2.426 millones de pesos y 1.887 millones a personas cercanas a Aida Merlano, para un total de 4.314 millones de pesos. Monto lejano al referido por Merlano y Gerlein en las conversaciones interceptadas.

Seg√ļn el peritazgo de expertos de la Fiscal√≠a, los Gerlein giraban cheques a personas de la campa√Īa como Edwin Rafael Mart√≠nez Salas, ya capturado, quien durante el mes de febrero de 2018 cobr√≥ 21 cheques por 1.075 millones de pesos. Tambi√©n aparece Jos√© Antonio
Manzaneda Vergara, exesposo de Merlano y a quien la CSJ le atribuye el rol de tesorero, quien cobró 41 cheques por valor de 1.512 millones de pesos.

Por el volumen del efectivo que manejaban durante la campa√Īa al Congreso, algunas de estas eran guardadas en lugares estrat√©gicos de ‚ÄėCasa Blanca‚Äô y hasta en la ‚Äúba√Īera‚ÄĚ del inmueble. Tambi√©n se encontraron cheques, recibos de caja y pagar√©s en blanco, con fechas que van desde febrero de 2017 a septiembre de 2018, con los que se hac√≠an entregas de dinero a personas cercanas a la excongresista, encubr√≠an el rastro del dinero y evitaban que se registraran en las cuentas de la campa√Īa.


Serfinanza, otra pieza clave sin investigar

Esta filtraci√≥n tambi√©n revel√≥ el papel que supuestamente habr√≠a tenido el banco Serfinanza, del que es accionista la familia Char, en la financiaci√≥n de campa√Īas pol√≠ticas en el Caribe colombiano. ‚ÄúSerfinanza les da dinero a todos los pol√≠ticos y les hace firmar pagar√©s para
tenerlos‚ÄĚ, se√Īal√≥ la excongresista.

Al revisar el aplicativo Cuentas Claras, esta entidad ha realizado cr√©ditos a diferentes campa√Īas pol√≠ticas: en 2022 le prestaron 400 millones de pesos a Jos√© David Name (partido de la U) y 400 millones de pesos a Mauricio G√≥mez Am√≠n (partido Liberal, ambos senadores elegidos para esta legislatura).

En pasadas elecciones financiaron con pr√©stamos bancarios a varios candidatos elegidos, entre ellos a Alejandro Char en 2015 (700 millones), los senadores Andr√©s Garc√≠a Zuccardi (400 millones) Laureano Acu√Īa D√≠az (400 millones) Jos√© David Name (300 millones) Luis Eduardo Diaz-Granados Torres (269 millones de pesos) y los representantes Alonso Jos√© del Rio (300 millones) y Cesar Augusto Lorduy (300 millones) en la legislatura 2018-2022.

Por su parte, Merlano no report√≥ un solo peso durante su campa√Īa como candidata al Partido Conservador, ni de ingresos ni de gastos seg√ļn se registra en Cuentas Claras. Por tanto, el supuesto pr√©stamo de Serfinanza no fue registrado oficialmente.

En esa l√≠nea, en febrero de 2022, ese banco public√≥ un comunicado negando que Merlano hubiera sido beneficiaria de un cr√©dito para su campa√Īa. All√≠ sostienen que no pueden conocer el destino que sus clientes le dan a los pr√©stamos, refiri√©ndose a la conversaci√≥n entre Merlano y Gerlein en la que mencionan a esta entidad.

‚ÄúEn cumplimiento de la regulaci√≥n aplicable, [Serfinanza] realiza rigurosamente el proceso devinculaci√≥n y conocimiento del cliente, reforzado en cr√©ditos a aspirantes a cargos de elecci√≥n popular, cumpliendo rigurosamente con todos los requisitos exigidos por la ley para este tipo de operaciones y reportando a los entes correspondientes el detalle de cada operaci√≥n‚ÄĚ, dice el comunicado.

En un archivo que reposa en la Corte Suprema de Justicia, existe un pagar√© de esa entidad bancaria que Merlano asegura fue obligada a firmar para vincularla a un cr√©dito. Adem√°s, declar√≥ que en una etapa de su investigaci√≥n neg√≥ la participaci√≥n de Serfinanza en el entramado, a ra√≠z de una llamada que le hicieron antes de una declaraci√≥n ante la Corte Suprema de Justicia. ‚ÄúMe enviaron un mensaje con una foto del edificio del apartamento de mi hija‚ÄĚ, lo que consider√≥ como una amenaza.

En los expedientes que tiene la justicia y por el que han condenado a Merlano y a varios de sus colaboradores reposan egresos, pagar√©s y cheques girados por los hermanos Gerlein a personas de la campa√Īa de Merlano y Llin√°s y con los que estructuraron la operaci√≥n de zonificaci√≥n y compra y venta de votos en Barranquilla y varios municipios del Atl√°ntico. Tambi√©n cuentan con un video en el que se podr√≠a probar que el exalcalde de Barranquilla, Alejandro Char, le llev√≥ d√≠as antes de las elecciones de marzo de 2018, unos 500 millones de pesos ‚ÄúEn billetes de 100.000 pesos. Era la primera vez que ve√≠a esos billetes‚ÄĚ, anot√≥ Merlano ante la Corte.

En todo caso, con cualquiera de las dos cifras, es claro que la campa√Īa de Merlano viol√≥ los topes electorales establecidos para la lista del conservatismo de 884 millones de pesos (la lista en su conjunto ten√≠a aprobado un monto de 88.413 millones de pesos).

La estimaci√≥n realizada por los funcionarios de Polic√≠a Judicial, en relaci√≥n con el material incautado que ha servido como prueba en el proceso, suman ‚Äú1.862 millones de pesos, que por s√≠ sola supera el monto autorizado por el Consejo Nacional Electoral‚ÄĚ, dice un apartado de la sentencia de la Corte Suprema contra la excongresista.

En este punto, lo que enreda la trama es el hecho de que Merlano ha insistido en que nunca manej√≥ dinero de la campa√Īa (dice que le entregaron 600 millones de pesos), por lo que no es claro si tiene evidencias del monto real que dispuso en la campa√Īa.

Adem√°s, que en diferentes audios de conversaciones interceptadas se ha mostrado arrepentida del da√Īo que sus declaraciones causaron a Gerlein y de sus intenciones de atacar y sindicar a la familia Char, a la que considera responsable de su ca√≠da.

Aunque en este punto la CSJ establece que, a pesar de que Merlano asegur√≥ que fue menor el valor de los dineros que entraron en su campa√Īa, ‚Äúde ninguna manera fue ajen(a) al conocimiento y control de la entonces candidata al Senado‚ÄĚ.

La CSJ ha dicho que ‚Äúla sindicada adujo no llevarlos (libros de contabilidad) e ignorar las condiciones para su manejo adecuado‚ÄĚ. De hecho ella fue una de las candidatas que no present√≥ a tiempo esas cuentas. Adem√°s de argumentar que Gerlein era quien ‚Äúllevaba el control de los gastos, de los contratos y de los certificados, incluso, fue √©l quien vincul√≥ al contador para la organizaci√≥n de cuentas y luego presentarlas al Consejo Nacional Electoral‚ÄĚ, dice la Corte en una de sus sentencias.


Los Char, Acu√Īa y las campa√Īas presidenciales

Aunque la justicia ha condenado a Merlano y a varios de sus colaboradores, entre ellos su hermana, algunos de los cuales aceptaron cargos, poco ha sido el avance judicial contra otras personas (entre ellos políticos y empresarios) mencionadas en esta trama de corrupción.

La excongresista ha mencionado en sus versiones que este mismo esquema se utiliz√≥ para financiar campa√Īas como las de los expresidentes √Ālvaro Uribe, Juan Manuel Santos e Iv√°n Duque.

Por esto, el 11 de febrero de 2022, a ra√≠z de estas confesiones de la Merlano y otros testigos, la Corte abri√≥ una investigaci√≥n contra los congresistas Arturo Char y Laureano Acu√Īa, y compuls√≥ copias a la Comisi√≥n de Acusaciones de la C√°mara de Representantes para que investigara a los expresidentes y al exfiscal general, N√©stor Humberto Mart√≠nez.

También a la Fiscalía para que investigue a su examante y exalcalde de Barranquilla, Alejandro Char, por su participación en la fuga y en el entramado de financiación ilegal a través de coimas en contratos que presuntamente adjudicó o ayudó a entregar de los que dice la Corte
‚Äúhabr√≠a exigido entre el 10% y el 15% de su valor total‚ÄĚ y la compra de votos en las elecciones de 2018. Char ni siquiera ha sido llamado a declarar por este caso.

Y a Fuad Char, de quien dice es ‚Äúse√Īalado por A√≠da Merlano Rebolledo como otra de las personas que organiz√≥, financi√≥ y ejecut√≥ el proyecto criminal que condujo a su fuga el pasado 1¬ļ de octubre de 2019‚ÄĚ. Tambi√©n a Faisal Jacobo Cure Orfale salpicado como uno de los
‚Äúprincipales beneficiarios de contratos de obra p√ļblica durante la administraci√≥n de Alejandro Char que fueron ‚Äúdireccionadas por el ‚ÄúClan Char‚ÄĚ, a fin de lograr que este les entregar a algunas ‚Äúcoimas‚ÄĚ, que ser√≠an posteriormente destinadas a la compra de votos, entre otras, en su campa√Īa‚ÄĚ, asegura la Corte.

Frente a esto, la Fiscal√≠a ha hecho p√ļblico que ha adelantado investigaciones contra el empresario Julio Gerlein, la excandidata a la C√°mara, Lilibeth Llin√°s, y los diputados del Atl√°ntico, Jorge Rangel y Margarita Ball√©n, los concejales de Barranquilla, Aissar Castro Bravo
y Juan Carlos Zamora Calleja, y a los exconcejales, Aissar Castro Reyes y Vicente T√°mara. Sin embargo, ninguno ha sido llamado a imputaciones.

El ente acusador no ha informado si hay procesos abiertos o al menos indagaciones contra Fuad Char, Faisal Cure, el prestamista Jos√© Galo Abondano o el exalcalde Alejandro Char, quienes han sido se√Īalados por la excongresista Merlano como los financiadores de su
campa√Īa a trav√©s de coimas que salieron de dineros p√ļblicos.

Ante la nueva arremetida de entrevistas de Merlano en los medios y la justicia colombiana Fuad Char public√≥ un video a comienzos de enero de 2023, en el que califica las versiones de la pol√≠tica de ‚Äúcontradictorias e incoherentes‚ÄĚ y ‚Äúsin pruebas‚ÄĚ. Para descalificarla, asegur√≥ que est√° buscando ‚Äúbeneficios legales y favorecimiento intentando desprestigiar a nuestra familia de la mano de adversarios con intereses pol√≠ticos cuyos nombres todos conocen‚ÄĚ. Char sostiene que ‚Äúel gui√≥n y narrativa de la se√Īora‚ÄĚ tiene ‚Äúlas intenciones de da√Īar a nuestra
familia‚ÄĚ.

360-grados.co · Audio de Fuad Char denunciando que Aida Merlano no tiene pruebas

 

El mismo día que Merlano fue deportada al país, Char cuestionó su regreso y aseguró que tenía como objetivo atajar la nueva candidatura de su hijo a la alcaldía de Barranquilla, con lo que de paso oficializó que Alejandro se volverá a lanzar pese al escándalo.

Sin embargo, aunque Char tenga raz√≥n en el af√°n revanchista de la excongresista, para la Corte Suprema es claro que s√≠ existi√≥ una alianza entre Merlano y su grupo pol√≠tico y, adem√°s de ser testigo de excepci√≥n, existen pruebas de montos multimillonarios que habr√≠an aceitado las campa√Īas de Merlano y Llin√°s. Tambi√©n que las investigaciones y las pruebas las debe valorar la justicia colombiana y en especial la Fiscal√≠a, que tras cinco a√Īos s√≥lo ha llegado a unas cuantas cabezas de este entramado de corrupci√≥n que ya se conoce como la MerlanoPol√≠tica.

 

Linea de tiempo

Este art√≠culo fue investigado, escrito y editado por el medio¬†360-grados.co¬†para el proyecto Corrupci√≥n y Castigo de Transparencia por Colombia, la investigaci√≥n no compromete a Cuesti√≥n P√ļblica.