David Racero, nuevo presidente de la Cámara

(20/07/2022)

Con 35 años, David Racero llega a la Presidencia de la Cámara de Representantes ganándole el pulso a los liberales y a la Alianza Verde, que buscaba ocupar el cargo con Katherine Miranda.

Racero es filósofo de la Universidad Nacional (2008) y cuenta con un máster en Ciencias Económicas de la misma universidad. Llegó por primera vez a la Cámara de Representantes en 2018 con el aval del MAIS dentro de la Lista de la Decencia que impulsó Gustavo Petro en las pasadas elecciones.

Su carrera comenzó como docente de filosofía y ciencias políticas en el Colegio Teresiano y el Colegio George Williams, aunque sus primeros pinos en la política fueron de la mano del Polo, cuando se inscribió a sus juventudes en el 2001. El joven Racero, en 2010, fue el coordinador de juventudes de la campaña del hoy presidente electo cuando se lanzó a la presidencia de la República por el Polo Democrático. 

A Gustavo Petro lo conoce desde hace más de 10 años, desde que su papá, Jorge Eliécer Racero, fue director del Instituto para la Economía Social (Ipes) durante la alcaldía de Petro (2012). David Racero también tuvo cargos en la administración de Petro, comenzando en 2012 por la subdirección para la Identificación, Caracterización e Integración —de la Secretaría de Integración Social— y un año después coordinó el proyecto Fortalecimiento de la gestión Local para el Desarrollo Humano en Bogotá, de esa misma entidad.

En 2015, David Racero integró la lista del movimiento Progresistas para el Concejo de Bogotá. Sin embargo, los aproximadamente 58 mil votos de la lista solo alcanzaron para la curul de Hollman Morris.

Foto: Julián Gabriel Parra De Moya.

Su victoria electoral llegaría en las elecciones legislativas de 2018, y esta vez su bandera fue la educación y un respaldo a la juventud. Alcanzó más de 16.000 votos en aquellas elecciones en las que tuvo el respaldo de la Lista de la Decencia, liderada por Gustavo Petro, y se convirtió en miembro de la oposición junto a la bancada conformada, entre otros, por aliados suyos: María José Pizarro (MAIS), Inti Asprilla (Alianza Verde) y Katherine Miranda (Alianza Verde).

En su curul como representante, sobresalió por oponerse a proyectos de ley que favorecían a los bancos y las tabacaleras, entre otros grupos económicos poderosos.

En estas elecciones de 2022 fue el director logístico en territorio de la campaña del Pacto Histórico y encabezó la lista a la Cámara de Representantes por Bogotá. El Pacto Histórico logró 816.070 votos, frente a los 396.935 que obtuvo la Alianza Verde, la segunda mayor votación en la ciudad. 

En la campaña presidencial de Gustavo Petro también jugó un rol relevante en las redes sociales. Desde el Pacto Histórico, empezaron a decir que si la gente tenía necesidades y se veían obligados a vender su voto para recibir algún beneficio, que lo hicieran, pero que en secreto votaran por Petro. En particular, el representante a la Cámara David Racero se apropió de la tendencia en redes denominada el #VotoSecretosky y produjo una serie de videos bajo el eslogan “Igual, el voto es secretosky”. En estos videos se ven a diferentes personas en escenarios cotidianos como la oficina o el barrio recibiendo algún “incentivo” para votar por un candidato, pero todos al final miraban a la cámara y recitaban el eslogan. Para algunos detractores del Pacto Histórico, tanto la campaña como el mensaje eran una forma de aceptar la compra de votos, por lo que manifestaron su descontento. El hecho es que la campaña se viralizó y trajo atención al candidato presidencial.

David Racero será el próximo presidente de la Cámara de Representantes en representación del Pacto Histórico, que también tendrá la presidencia del Senado con Roy Barreras, una dupla con la que el gobierno de Gustavo Petro busca impulsar las reformas prometidas en campaña.