martes, agosto 4, 2020

Iqos, el caballo de troya de la tabacalera Philip Morris – Coltabaco

En Colombia, el consumo de tabaco le cuesta al sistema de salud aproximadamente $5 billones al año, según el Ministerio de Salud. Los impuestos al tabaco apenas recaudan $1 billón anual. A pesar de esta diferencia y de que ya hay más de 60 mil consumidores del dispositivo calentador de tabaco Iqos, de la Philip Morris Colombia - Coltabaco, decisiones del Ministerio de Hacienda y del Congreso le han permitido no tributar impuesto al tabaco por sus ventas. Hoy día solo pagan impuestos por los heets, las unidades de tabaco consumidas con los Iqos. El reciente hundimiento de un proyecto de ley para aumentar el impuesto al tabaco dejó clara la influencia del lobby a favor de la industria tabacalera por parte de la Federación de Departamentos y de los gremios.

Los vendehúmo

Desde 2009 en Colombia está prohibida la publicidad y la promoción de los productos de tabaco. Sin embargo, la Philip Morris, con su filial Coltabaco, halló un camino para tener éxito en la industria: dividir el producto entre el dispositivo que lo calienta -Iqos- y el tabaco, para poder promocionar el primero sin condicionamientos legales. Así, le habría hecho el zigzag a la norma con la promoción de sus productos Iqos en festivales como el Estéreo Picnic, lujosas tiendas y con campañas para imponer tendencias a través de “bodeguitas”, influencers, exministros y famosos.

Complaciendo a una pandemia

Philip Morris está utilizando la pandemia de coronavirus para comercializar IQOS , su nuevo dispositivo para consumir tabaco sin humo. La compañía afirma que IQOS es más seguro que los cigarrillos, pero algunos expertos no están de acuerdo.

Soplando sin humo

Un objeto de arte. Un accesorio de moda. Un tratamiento médico. Un aparato científico de avanzada. E incluso, en tiempos de cuarentena por coronavirus, una cura al aburrimiento. Philip Morris International (PMI), una de las mayores tabacaleras del mundo, está promocionando su nuevo producto estrella, el IQOS, de todas las formas posibles. Menos como lo que realmente es: un dispositivo que suministra tabaco.

Falsos positivos: un horror en busca de justicia

La Justicia Especial para la Paz (JEP) llega a la verdad sobre 45 nuevas posibles víctimas de ‘Falsos positivos’ en Dabeiba, Antioquia. Cuestión Pública quiere rendirle homenaje de manera especial a las víctimas en condición de discapacidad o de calle, que no teniendo velas en el conflicto armado, fueron asesinadas por miembros del Ejército colombiano.

Medios, caos, pánico y desinformación en el toque de queda

Durante el toque de queda en Bogotá, hubo desinformación en medios de comunicación, pánico en redes sociales y videos xenófobos que avivaron grupos de defensa vecinales.

video

Dilan no murió: ¡LO MATARON!

“¡Queremos paz, queremos paz!”. Así gritaban, entre lágrimas y un llanto desgarrador, los jóvenes amigos de Dilan Mauricio Cruz, de 18 años, luego de recibir la noticia de su muerte, pasadas las 10 de la noche del 25 de noviembre, en Bogotá.

Colombia: el país donde los bancos acumulan 8 millones de quejas

Un análisis de datos abiertos sobre el sistema financiero en Colombia arroja que en poco más de una década las quejas se multiplicaron 26 veces. Sin embargo, los entes vigilantes han aplicado en el mismo lapso cada vez menos sanciones, mientras los intentos de regulación del sector se topan con claros conflictos de interés entre la industria, el gobierno y el Congreso.

Tarjetas ciegas: la industria del crédito fácil que agobia a los consumidores en Chile

El alto nivel de endeudamiento con el retail financiero es una de las razones que explican el reciente estallido social en Chile. Es el negocio con mayor volumen de demandas colectivas en el país. Más que la banca, el transporte y las telecomunicaciones. Lo que sigue es una radiografía de un mercado marcado por la opacidad y la escasa regulación.

Historias de terror: los ciberfraudes en México

En México se han registrado más de 34 millones de denuncias vinculadas a posibles fraudes bancarios entre 2011 y 2018. Aproximadamente 24 mil reclamos por día. Se estima que cuatro de cada diez intentos de operaciones delictivas son exitosos. Mientras, los bancos se niegan a dar información para combatir ese delito y las autoridades no ejercen sus atribuciones para proteger a los usuarios.