viernes, enero 15, 2021
Luego de que Noticias Uno publicara el domingo 29 de junio en un Top Secret que el fiscal general y el contralor viajaron juntos a San Andrés con sus familias a pasar el puente festivo, estos explicaron públicamente que el viaje respondió a una agenda calculada para hablar sobre corrupción y seguridad ciudadana. Pero, no contaron que se hospedaron en un hotel que hace parte de un conglomerado de propiedad de Carlos Londoño, un militante del Partido Conservador que es cercano a políticos de la región y al presidente Iván Duque.

Masacres: un horror que no cesa

Mapiripán, El Naya, El Salado y Bojayá nos recuerdan episodios atroces de nuestra historia reciente, con decenas de vidas segadas por distintos grupos armados. Las masacres ocurridas allí nos remiten a una violencia que creíamos superada.

Una guerra entre ilegales desangra a Norte de Santander

La pugna que enfrenta al grupo narcoparamilitar Los Rastrojos con la guerrilla del ELN ha dejado una estela de muerte en esta zona fronteriza. El tráfico de drogas y el control territorial son las principales causas de la violencia.

Cauca, una apuesta militar ineficaz

Aunque el pie de fuerza aumentó este año en ese departamento, la violencia produjo 13 masacres y 94 asesinatos de líderes y defensores de derechos humanos. Organizaciones sociales y voceros comunitarios, a pesar del miedo, denuncian una supuesta connivencia entre la fuerza pública y los grupos ilegales.

Antioquia y Córdoba, otra vez tierra de sangre

El Nudo del Paramillo, frontera natural entre los dos departamentos, es hoy un corredor que ocho grupos se disputan tras la salida de las Farc. Allí empobrecen, desplazan, masacran y desaparecen a la población. Recorrer la geografía de esta región es percibir el horror que viven las comunidades sometidas por la violencia.

Los piratas del COVID-19

Por las medidas gubernamentales tomadas a causa de la pandemia, cientos de insumos biomédicos hechizos se comercializaron durante el 2020. Cuestión Pública consultó los casos más peligrosos al Invima, la Procuraduría, la SIC y la UIAF.