lunes, junio 14, 2021

LA TRIBUNA

El paro: una ventana para la transformación colectiva (i)

No, en Colombia nada es predecible, no es fácil saber qué va a pasar mañana, creemos que nada puede empeorar y nos supera la realidad… Cada día es más difícil tener esperanza de una negociación seria de este gobierno nacional con el pueblo colombiano. Pero tal vez llegó el momento de pensar en el corto, mediano y largo plazo desde otro lugar.

¿Quién nos cuida de quienes cuidan?

Más de 20 días de paro han evidenciado que hay una profunda grieta entre la ciudadanía y la fuerza pública. Los primeros, victimizados por el actuar de los uniformados, se sienten irrespetados y desconocidos; los segundos asumen que deben ser tratados como víctimas de los manifestantes.

No son números son personas

Hoy en día la dolorosa situación que padecemos se suma a la indiferencia del dolor humano, ahora solo se trata de contar casos y camas disponibles como la realidad de la pandemia. La comparación entre regiones, países y continentes es como si fuera una olimpiada de desgracia humana.

Para la guerra nada y para el paro todo

Somos un pueblo en resistencia, eso somos, pero hay días donde personas como yo quisiéramos rendirnos sobre la posibilidad de un país distinto, luego veo videos de diversas partes de Colombia y todo cambia, mi pueblo, mi gente sigue de pie, el paro sigue porque una buena parte de las y los manifestantes resisten, persisten y nunca desisten por un país distinto.

¿Alguien quiere pensar en Noticias RCN?

Uno podría sorprenderse al ver que la Policía lleva 6 días disparando manifestantes sin evitar los lentes de las cámaras. Pero es comprensible: Uribe los invitó por Twitter a hacerlo.