Solo el coronavirus

interrumpió los

viajes de Pedro

Medellín
En menos de un año, el director nacional de
la Escuela Superior de Administración Pública
(Esap) realizó 33 viajes dentro y fuera del país;
la institución se encarga de la formación
educativa en carreras administrativas
de carácter público.

 

(14/10/2020)

Por: Alexander Campos Sandoval @AlexCamposSando

El economista Pedro Eugenio Medellín llevaba en el cargo escasos 297 días y ya sumaba 33 viajes dentro y fuera de Colombia, pagados con recursos públicos. Todas las salidas en comisión hasta marzo de 2020 suman 58 días. Es decir que, dentro del periodo mencionado Medellín estuvo viajando, en promedio, uno de cada cinco días. 

Lo único que interrumpió este tren fue la pandemia, pues desde el pasado 13 de marzo todos en el país se vieron obligados a parar los viajes debido a las medidas presidenciales decretadas frente al Coronavirus, lo que incluyó a Medellín, director nacional de la Escuela Superior de Administración Pública (Esap).

En la respuesta se encontró que, entre enero y marzo de 2020, antes de la declaratoria de la Emergencia, Medellín realizó catorce viajes. 

Los hallazgos se lograron a través de una solicitud de acceso a la información en la que se pidió el consolidado de viajes en comisión del director, desde que se posesionó el 21 de mayo del 2019 hasta marzo del 2020.

En la respuesta se encontró que tan solo en el primer trimestre de este año y antes de la declaratoria de la Emergencia por COVID, Medellín realizó catorce viajes. En ese periodo recibió al menos $21.204.969 en viáticos y $20.958.341 en tiquetes aéreos, según la información remitida por la institución educativa.

El ranking de los destinos más visitados por el señor Medellín, al término de 10 meses, fueron: 

1) Cartagena con 11 visitas

2) Cali, 7 visitas

3) Madrid, España, 3 visitas.

Si se trata de lugares preferidos, estos se encuentran en la costa atlántica, en especial: Barranquilla, Santa Marta y San Andrés, islas. Al consultarle el porqué de sus destinos favoritos, Medellín aseguró que en esa región “están los problemas más grandes. Hay unos temas muy complejos de infraestructura, de calidad, de atención (…) Unos líos serios, serios”.

El consolidado que organizó Cuestión Pública de los 33 viajes hechos por el funcionario hasta marzo de 2020 arroja que su insistencia por Cartagena y Cali no le ha permitido, al parecer, ocuparse de las otras 7 de las 15 Direcciones Territoriales, epicentros de organización y jurisdicción de la Esap a nivel regional.

Esta tabla fue elaborada con información que la Esap entregó en respuesta a derecho de petición, recibida por Cuestión Pública el 23 de septiembre de 2020. La información del doceavo viaje de Pedro Medellín a Cartagena fue entregada a este medio el 13 de octubre como respuesta a un recurso de reposición.

 

En suma, el director de la Esap facturó al menos $59.783.463 en viáticos y $64.132.964 en tiquetes aéreos. Un saldo de $123.916.427 en viajes de comisión, que comprende desde que se posesionó hasta marzo de este año, es decir, diez meses.

El 10 de septiembre de ese año, el noticiero CM& denunció que el funcionario pretendía aumentar este monto en más de cinco millones de pesos. Al día siguiente, en entrevista con Blu Radio, admitió tal intención y argumentó que la institución que dirige “es una de las entidades peor remuneradas del país”. Durante 2019 Medellín tuvo un sueldo de $11.790.825, por mes.

Lo que no contó Medellín en esa entrevista es que viajó por cuenta de la chequera pública y en menos de un año a destinos internacionales: Madrid, España; Río de Janeiro, Brasil y Buenos Aires, Argentina. Para 2020 el Departamento Administrativo de la Función Pública fijó el salario del director nacional de la Esap en $12.394.516. 

Hay 8 informes de 28 comisiones

Los 33 viajes realizados por Medellín, según la información entregada por la Esap, tuvieron lugar a través de 28 comisiones autorizadas, que pueden incluir escalas en diferentes ciudades antes del regreso a la oficina central. De esas, ocho informes de gestión justificarían los pagos realizados con recursos públicos al funcionario. Al leer los documentos se encuentra que solo cuatro incluyen una bitácora de la comisión, en las que se evidencia la descripción los logros obtenidos.

Aunque los otros tres se titulan Informe Cumplimiento de Comisión, no evidencian actividades, logros o conclusiones del viaje. Son más una suerte de certificados de asistencia firmados por el mismo director. 

Consulte aquí el segundo, tercer y cuarto informe detallado que presentó Pedro Medellín.

Los viajes que realiza este funcionario se financian con recursos públicos tras la autorización de una Comisión de Servicios. El artículo 29 de la resolución 1428 que las reglamenta, indica que los funcionarios deben presentar un informe a su jefe inmediato, que dé cuenta del cumplimiento de los objetivos de la programación. Esto para legalizar los recursos destinados a viáticos y gastos de transporte.  

Pedro Medellín y Alexandra Rodríguez del Gallego, secretaria general de la Esap, fueron consultados antes de publicar, el 13 de octubre, vía telefónica. Ambos dijeron que al llegar de cada comisión de servicios, el director nacional organizó un comité directivo en el que entregó el balance de la comisión. Sin embargo, en el texto de la citada resolución 1428 no se lee que esto lo exima de la obligación de presentar los informes por escrito, ya que los supervisores deben analizar ese documento para realizar seguimiento y evaluación de las mismas.

Tras la consulta, la Esap al fin dio respuesta a un recurso de reposición en el que Cuestión Pública solicitó subsanar documentación sobre los viajes e información del costo de los tiquetes aéreos. En su respuesta, la institución remitió la resolución 319 de 2020, que incluyó un informe distinto a los anteriores: fue escrito en tercera persona y no está firmado por ningún funcionario. Aún así lo publicamos como la respuesta obtenida:

La Esap también remitió la resolución 1169 de 2020, que correspondió al primer viaje realizado por Medellín tras la contingencia por la pandemia. Según la información contenida en este documento, el viaje transcurrió del 23 al 26 de septiembre del 2020 y tuvo de nuevo a Cartagena como destino. Generó $2.448.814 en viáticos a favor del funcionario y los tiquetes aéreos costaron $849.250. En los soportes de dicho viaje hay un informe distinto a los anteriores, pero este sí incluyó las credenciales y logos de la institución.

Al preguntarle acerca de las diferencias entre los formatos de cada informe, el director nacional aseguró que “es un error” ocasionado porque no siempre es él quien redacta los informes. “A veces uno le dicta a un asistente y se cometen errores”, dijo.

Dentro de la Esap, el funcionario encargado de autorizar las comisiones nacionales del director Medellín es José Vicente Casas, quien inició funciones como subdirector administrativo y financiero de la entidad el 22 de mayo de 2019, un día después de la posesión de Pedro Medellín como director nacional. Casas también es quien recibe y analiza los soportes de cada uno de sus viajes. 

Pese a que al parecer hay solo 8 informes, Casas aprobó el pago de las 28 comisiones, según la información remitida por la Esap a Cuestión Pública. 

Tú me das, yo te doy

Tras indagar en el portal de contratación pública Secop, se encontró que durante la Gobernación de Dilian Francisca Toro (2016-2019), en el Valle del Cauca, el hoy director nacional de la Esap figuró como contratista en seis procesos.

Según los datos suministrados en las páginas web del Secop, los contratos de Toro a Medellín suman $371 millones, celebrados mediante contratación directa y con el mismo objeto: “prestación de servicios profesionales como asesor externo del despacho de la gobernadora del Valle del Cauca”. 

Durante el mismo periodo, Medellín también obtuvo tres contratos con la Universidad del Valle que suman $222 millones. Institución educativa de la que Toro figuraba por presidir el Consejo Superior, al  haber sido la gobernadora en ese entonces.

Durante el mismo periodo, Medellín también obtuvo tres contratos con la Universidad del Valle que suman $222 millones. Institución pública en la que Toro figuraba por presidir el Consejo Superior, al haber sido la gobernadora en ese entonces.

Finalmente se registra también en Secop que Medellín obtuvo en el 2017 un contrato por $34 millones con Coldeportes, entidad que estuvo a cargo de Clara Luz Roldán, ahijada política de Toro, según La Silla Vacía. Roldán es hoy la gobernadora, sucesora de Toro

Es decir que, bajo la Gobernación de Toro, el hoy director de la Esap recibió al menos $627 millones en contratos públicos.

El pasado 3 de agosto, La W reveló que la Esap otorgó contratos a figuras políticas para compartir sus experiencias de gobierno en esa entidad. Entre esas, Toro, la exgobernadora del Valle del Cauca, que obtuvo en mayo de este año uno por $72 millones, según consta en la página web de la institución.

Al margen de la frecuencia y el costo de los viajes aquí enumerados, la gestión de Pedro Medellín desde su despacho en Bogotá ha sido centro de varias controversias, como el ya mencionado intento de aumento de sueldo o la circulación de unas cartillas que censuraban el “progresismo ideológico” en un diplomado. El director Medellín tuvo que ofrecer disculpas públicas por este hecho. 

 “sí, yo fui asesor del contralor Edgardo Maya, del fiscal Eduardo Montealegre, de Dilian Francisca, de un montón de gente (…) Yo tengo una experiencia larga en estas vainas y me meto ahí a la Esap porque quiero sacar esa vaina adelante”. 

Medellín aseguró que el contrato que le dio a Toro es ajeno a su control, pues ella “ganó el concurso de Colombia Líder como mejor gobernadora del país en el período 2016 – 2019”, razón que justificó su vinculación con la Esap a partir de méritos, según le dijo el funcionario a este medio.

Al preguntarle acerca de sus contratos con instituciones en las que Toro tuvo injerencia, Medellín contestó: “Sí, yo fui asesor del contralor Edgardo Maya, del fiscal Eduardo Montealegre, de Dilian Francisca, de un montón de gente (…) Yo tengo una experiencia larga en estas vainas y me meto ahí a la Esap porque quiero sacar esa vaina adelante”. 

El Juzgado ordenó tres días de arresto y una multa de tres salarios mínimos legales vigentes para los funcionarios. Además compulsó copias a la Procuraduría.

Bonus Track: asuntos de oficina

El 16 de enero de 2020, a través de un fallo de tutela el Juzgado 14 Administrativo de Tunja determinó que Pedro Medellín y José Vicente Casas desacataron una sentencia que los obligaba a modificar el concurso para 488 personerías en el país, de modo que cada aspirante pudiera inscribirse en varios municipios. El Juzgado ordenó tres días de arresto y una multa de tres salarios mínimos legales vigentes para los funcionarios. Además compulsó copias a la Procuraduría. Medellín tiene intactos sus antecedentes disciplinarios.

Es a la Procuraduría la que le corresponde investigar si Medellín, director nacional de la Esap, incurrió en una falta disciplinaria al no presentar informes que justifiquen los gastos y razones de sus viajes en todas las comisiones que le han sido asignadas desde que asumió el cargo, como lo dicta la normativa vigente.

Con el apoyo de

Sin ti, no hay periodismo independiente.
Defiende el periodismo en el que crees con tu abono.

Hazte gestor de
Cuestión Pública aquí

¿Quiéres contarnos una historia? Te mostramos la forma segura y confidencial de hacerlo Ver Más