(13/09/2020)

Dos monólogos sobre una estudiante que no pudo escapar de la muerte

Para la reconstrucción de esta historia participaron las voces de Bryan Baquero, hermano; y Yuli Ramirez Baquero, prima.

Es un dolor muy fuerte para nosotros como familia perder a mi hermana. Solo somos dos hermanos. Duele mucho porque ella no era una persona que estuviera en las manifestaciones, ella era una persona de casa, no es que se la pasara afuera en la calle como para que pasara esto.

Mi hermana Angie falleció a causa de un disparo hecho por la Policía en el sector de La Gaitana, Suba. Ese día se dirigió a hacer unos trabajos del SENA [Servicio Nacional de Aprendizaje] con una compañera de ella en Suba. Se bajaron del transporte y en La Gaitana había manifestaciones. Cuando menos pensaron fue que comenzaron a disparar. Mi hermana fue una de las varias personas que recibieron un tiro.

Duele mucho porque ella no era una persona que estuviera en las manifestaciones, ella era una persona de casa, no es que se la pasara afuera en la calle como para que pasara esto.

Hay otra joven que está herida de gravedad y lastimosamente le dañaron la columna y no va a volver a caminar. Para ella y todas las personas heridas las consecuencias son un tema delicado. Pero mi hermana fue la única que falleció en las manifestaciones de ese lugar. 

Cuando llegó al Hospital de Suba Angie estaba en estado crítico: el tiro le perforó los intestinos, el colon y se estaba desangrando. Es ahí que no entendemos por qué si su estado era tan crítico, que era tan claro que necesitaba todos los cuidados intensivos, por qué la remitieron al Hospital de Engativá donde falleció. Los médicos decían que debía ir a un hospital de tercer nivel y el de Engativá no lo es. De verdad esas cosas dan impotencia, pudieron hacer más por mi hermana.

➤Lee aquí la primera entrega del especial «La noche del 9S»

Ayer [viernes 11 de septiembre] fui al lugar donde murió mi hermana e intenté reconstruir lo que pasó. En este caso no hay videos de redes sociales entonces fui preguntando y buscando a testigos. Paso por paso tomé fotos.

El primer lugar que pude determinar que es importante es la esquina de la calle 132 con carrera 102A, a cuatro cuadras del CAI*Aures 1. Ahí hay una droguería. Angie estaba parada ahí y cuando la Policía comenzó a disparar indiscriminadamente ella salió corriendo. Según las personas con las que hablé los policías estaban cubriéndose detrás del árbol que está en el separador, al otro costado de la avenida y desde ahí dispararon.

En medio de los disparos Angie intentó correr por un lado y luego por otro, pero acabó herida y cayó desgonzada frente al andén de la droguería. Luego casi se desmaya otra vez, pero directamente frente a la fachada de la droguería. 

Después del segundo desmayo se paró e intentó alejarse del lugar donde estaban los policías. Giró por el primer callejón a la derecha. Fui a ese sector y ahí aún se ve mucha sangre. Ella alcanzó a caminar por el callejón pero por ahí, desde el parque que se ve al fondo, también venía la Policía disparando. Entiendo que mi hermana se recostó contra unos elementos de construcción. Ahí se desmayó. 

En medio de los disparos Angie intentó correr por un lado y luego por otro, pero acabó herida y cayó desgonzada frente al andén de la droguería. Luego casi se desmaya otra vez, pero directamente frente a la fachada de la droguería.

Fue entonces que la gente de esas casas comenzó a pedir ayuda, pero como nadie bajó ella siguió caminando hacia el parque, hasta que tres cuadras después un motociclista la auxilió y la llevó al Hospital de Suba y allí la remitieron al Hospital de Engativá.

Y bueno, hago esta recolección de fotos porque, si no, nadie más la hará y esto no puede quedar impune.

Imagen de Google Maps. En amarillo el lugar aproximado en donde Angie fue herida. En rojo, el árbol detrás del que los
uniformados se habrían refugiado.
Imagen de Google Maps. En amarillo el lugar aproximado en donde Angie se habría desmayado la primera vez.
En azul, la fachada de la que hoy es una droguería donde se habría desmayado por segunda vez.
Imagen de Google Maps. En amarillo el callejón por donde huyó Angie.
Imagen de Google Maps. En amarillo el lugar donde Angie se habría recostado y perdido la conciencia. En rojo, el parque
en donde según testigos le dijeron al hermano de Angies,los policías también habrían abierto fuego.
El 10 de septiembre, la comunidad del barrio Verbenal organizó una velatón por la muerte de Jaider Fonseca Castillo.

Era una persona luchadora, echada para adelante y soñaba con ayudar a sus padres. No queremos que [su muerte] quede impune. El hecho que estaba en ese lugar no significa que estuviera participando de la protesta, simplemente pasaba por ese lugar y desafortunadamente fue sorprendida por una bala. 

Nos la quitaron y queremos que se haga justicia. Hasta ahí llegaron los sueños de la familia, sus padres se han quedado sin nadie que los apoye, por eso pedimos justicia para ella.

*CAI: Comando de Acción Inmediata

Técnica y tratamiento: Los monólogos de esta historia fueron construidos a través de entrevistas. Los testimonios brindados por los familiares entrevistados recibieron un tratamiento de edición de estilo y se agregaron algunos datos de contexto como fechas, direcciones y distancias.
Fecha de las entrevistas: Jueves 10 (2 p.m.) y Sábado 11 (11 a.m.)
Lugar de las entrevistas: Vía telefónica.
Autor: Tomás Mantilla Lozano (@MantillaTomas)

Con el apoyo de

Sin ti, no hay periodismo independiente.
Defiende el periodismo en el que crees con tu abono.

Hazte gestor de
Cuestión Pública aquí

¿Quiéres contarnos una historia? Te mostramos la forma segura y confidencial de hacerlo Ver Más