El pasado 30 de julio de 2018, este medio entrevistó al senador Armando Benedetti. Se le preguntó por su patrimonio, si veía con buenos ojos que empresas ligadas a sus familiares hayan contratado con entidades públicas, entre otros temas publicados en la historia llamada Gente estratégica. Esta historia hace parte de la investigación sobre el patrimonio de los congresistas #SabemosLoQueHiciste.

➤Lea la investigación “Gente estratégica: Los negocios de la familia Benedetti”

Cuestión Pública dialogó con el senador Armando Benedetti para consultarle su opinión y si conocía sobre los contratos que firmó la empresa Gente Caribe S.A., representada por su madrastra Azucena Guauque de Benedetti. Gente Caribe S.A. firmó un contrato en 2013 con Transmetro* por $1,013 millones y uno en 2015 con el Fondo Pasivo Social de Ferrocarriles Nacionales de Colombia por $401 millones. Esta empresa financió con $14 millones la campaña de 2010 al Senado de Benedetti, de acuerdo a los registros de financiación electoral. Este medio también encontró que el Ejército realizó importaciones desde Estados Unidos por $1.5 millones de dólares para traer objetos cuyo proveedor fue la empresa estadounidense Force Improvement LLC, de la cual el hermano del senador, Camilo Benedetti, es socio. El senador Armando Benedetti no solo dijo desconocer muchas de las empresas relacionadas a su familia, sino que también se quejó de que estas busquen contratar. A continuación, están algunos apartados de la entrevista. Si quieres ver la entrevista completa en video, ve al final de este artículo.

Cuestión Pública (CP): ¿De qué se compone el patrimonio del senador Armando Benedetti?

Senador Armando Benedetti (AB): Lo único que tengo es un apartamento en Bogotá. Menos de la mitad lo saqué a través de un leasing. No tengo nada más. No he comprado nada más.

CP: Senador, si bien es claro que las empresas son de su familia, no suyas. Le pregunto, de esas empresas que tiene su familia, ¿participó, ha participado o alguno de los dineros de estas le llegan a sus cuentas?

AB: Yo tengo un régimen de inhabilidades en la Constitución que ustedes puede comparar si alguna vez he estado inmerso con las empresas que usted ha dicho. A mí me investiga la Contraloría, la Procuraduría, la Corte Suprema y me puede quitar la investidura el Consejo de Estado. Yo no tengo conocimiento de todas las empresas que hagan mis familiares, pero la que más empresas tiene es la esposa de mi padre y está quebrada. Yo no sé donde estuvo la maldad si está quebrada. Mi hermano vive hace diez años o más fuera de Colombia. Vivió en Nueva York y vivió en Miami. Él tiene una empresa con su esposa, que no entiendo bien qué representante legal tiene o qué hace. Insisto, no tengo nada que ver con ellos. Ningún funcionario público puede decir que yo haya hecho lobby para que algunas de esas empresas de mis familiares se vean beneficiadas. Entre otras cosas, porque ni siquiera las conozco. Ustedes me han hecho un inventario de algunas empresas. Algunas sí sé que son de algunos familiares, que no están en cuarto grado de consanguinidad y otras que sí las conozco, pero nunca he tenido nada que ver.

“Yo no tengo conocimiento de todas las empresas que hagan mis familiares, pero la que más empresas tiene es la esposa de mi padre y está quebrada. Yo no sé dónde estuvo la maldad si está quebrada. Mi hermano vive hace diez años o más fuera de Colombia”.



CP: Hemos encontrado que muchos congresistas tienen familiares que contratan. Eso no está prohibido. Mientras un servidor público elegido por voto popular esté en el Congreso y tenga que legislar, ¿deberían sus familiares contratar?

AB: No deberían contratar, pero mi experiencia familiar ha sido muy fea en eso. He tenido problemas serios, pero muy serios con mis hermanos porque ellos dicen que no se pueden acercar al Estado por culpa mía. […] Pero de principio, ellos no deben estar en el Estado y yo se los he rogado hasta la saciedad.

CP: Senador, con todo respeto. ¿Por qué su patrimonio es bajito [en comparación con los de otros congresistas]? ¿Qué le pasó?

AB: Yo soy malo pa’ los números, yo soy pésimo pa’ llevar unas cuentas, soy descuidado, botarata. […] Para mí, la plata no es un fin. Puede que sea un medio para que yo tenga acceso a una campaña, que alguien me ayude para hacer campaña. No duermo pensando cuántos pesos tengo. Yo con que tenga para una buena corbata, unos buenos zapatos, ir a comer a la calle con mi esposa, no necesito más. Ah y pagarle los colegios a los pelaos, que tengo bastantes.

“Yo soy malo pa’ los números, yo soy pésimo pa’ llevar unas cuentas, soy descuidado, botarata. […] Para mí, la plata no es un fin. Puede que sea un medio para que yo tenga acceso a una campaña, que alguien me ayude para hacer campaña. No duermo pensando cuántos pesos tengo”.



CP: ¿Usted nos puede firmar en mármol que usted no tiene propiedades en el extranjero, ni empresas offshore?

AB: Nadie me va a creer. Seguramente la mitad no cree. Yo no sé que es una empresa… ¿cómo dijiste?

CP: Offshore.

AB: Te lo juro por la vida de mis cuatro hijos que se mueran ya, si sé lo que me acabas de decir. No tengo consciencia de eso. No tengo apartamentos en el exterior, no tengo empresas en el exterior. Nada de eso. […] Ni sé hablar inglés, con eso te digo todo.

CP: ¿Usted puede jurar que nunca ha usado su posición de congresista para que [las empresas de su familia] ganaran algún contrato?

AB: Ni ellos, ni yo. Eso sería la estupidez más grande del mundo. Tú puedes perder la investidura. Ni ellos han usado mi nombre que yo sepa, porque esta señora, Azucena, la esposa de mi papá, que es la tiene varias empresas, que está quebrada, tiene unos contratos que no suman más de 800 millones de pesos, no estoy diciendo que sea una cifra tonta. […] Ninguno de ellos ha usado mi nombre porque esa señora es la más respetuosa que hay, ella siempre vive asustada de que nada de eso pase. Por eso yo ni siquiera sé qué pasa. Esa señora, [Azucena], que yo sepa nunca en la vida ha usado mi nombre, lo mismo que mi hermano nunca en la vida ha usado mi nombre. Ni yo he ido a hacer una vuelta para ellos. Créeme. Nunca me lo han pedido. Nosotros tenemos una cosa, en eso ha tenido mucho que ver mi papá y es que ellos ni pasen la línea, ni yo los pase.

CP: Usted habló solo de un apartamento, ni carros, ni nada.

AB: Ni joyas en una caja de seguridad, ni soy socio, ni soy representante legal, ni carros, ni ganado, ni frutas, ni empresas, nada, nada. Yo empecé a viajar cuando tenía cuarenta años, a mí no me gusta viajar. Viajo ahora porque a la esposa le gusta viajar, porque hay que llevar los pelaos a Disneyworld. Me gusta más el desorden de aquí. (Ve a continuación la entrevista completa en video).

Para conocer las revelaciones sobre el patrimonio de diez congresistas, visita #SabemosLoQueHiciste.

* En una versión anterior de este artículo, nos referimos a Transcaribe, cuando en realidad se trataba de Transmetro. La línea se ajustó de esta manera: “Gente Caribe S.A. firmó un contrato en 2013 con Transmetro por $1,013 millones”.

Con el apoyo de:

*Esta investigación se logró gracias a la colaboración del equipo de Datasketch www.datasketch.co/es

¿Quieres contarnos una historia? Te mostramos la forma segura y confidencial de hacerlo Ver Más