Las deudas

de Prodeco

(13/04/2021)

Por: @fundachasquis con apoyo editorial del EscarbaBajo de Cuestión Pública

Prodeco, compañía filial de la multinacional suiza Glencore, anunció el 4 de febrero de 2021 la renuncia a sus títulos mineros en el Cesar. Información recabada para este reportaje parece indicar que 30 años de su presencia en el departamento han dejado pueblos con total dependencia de la minería, trabajadores con enfermedades crónicas, daños a perpetuidad en el ambiente, relaciones aún sin revelar con los paramilitares, entre otras consecuencias. 

Capítulo I

Prodeco es filial de Glencore, multinacional que opera alrededor de 150 minas en cerca de 35 países. Esta sucursal controla toda la cadena de producción de carbón térmico desde la explotación hasta su exportación en Colombia. 

En nuestro país, la operación se realiza a cielo abierto bajo varios contratos de concesión otorgados por el Gobierno: en la mina Calenturitas, con un título minero y 6.677 hectáreas concesionadas para la explotación (equivalentes a 15 veces la superficie de Valledupar). Y en la mina La Jagua, que agrupa cinco títulos mineros con una extensión de 2.861 hectáreas (sólo 4 títulos se encuentran vigentes). Las minas forman parte del corredor minero en el centro del Cesar, ubicadas entre los municipios de la Jagua de Ibirico, Becerril y El Paso.

Prodeco forma parte de la Sociedad Portuaria Puerto Nuevo S.A en Magdalena que realiza las exportaciones de carbón vía marítima. Posee el 39.7% de las acciones de Fenoco S.A., titular de la concesión de la línea ferroviaria que conecta las minas al puerto de Magdalena y es accionista de la tercera parte del Cerrejón, ubicado en La Guajira.

En julio de 2020, Prodeco solicitó a la Agencia Nacional de Minería (ANM) la suspensión de sus títulos mineros inicialmente por cuatro años y luego, a través de un recurso de reposición, por 18 meses. La agencia negó la solicitud en diciembre del año pasado y el 4 de febrero de 2021, la compañía anunció la renuncia de sus títulos mineros y radicó su solicitud ante la ANM.

El precio del carbón tuvo una caída importante en el 2020. Pasó de US$100/tonelada (t) a casi US$40/t. Por esa situación, Ivan Glasenberg, presidente ejecutivo de Glencore, envió una comunicación al presidente Iván Duque Márquez: “(la caída del precio) está haciendo económicamente inviable nuestras operaciones a estos niveles de precios […] la situación del grupo Prodeco se ha visto agravada como consecuencia de no haber recibido algunas aprobaciones gubernamentales claves requeridas para el desarrollo de nuestras operaciones mineras”.

Fotografía, cortesía de Román Champalaune

En esa comunicación del 9 de septiembre de 2020, el directivo de Glencore le aseguró al presidente Duque que por esos motivos, sumados a la suspensión de actividades durante la pandemia, renunciarían a sus títulos mineros. 

Glasenberg además se refería, seguramente, a la decisión del 3 de marzo de 2020 del Consejo de Estado de mantener la suspensión de todos los proyectos mineros y licencias ambientales en la Serranía del Perijá, en tanto la comunidad indígena Yukpa tenga delimitado su territorio como lo ordenó la Corte Constitucional en 2017 y se adelanten procesos de consulta previa. Cuando Prodeco adquirió la concesión de la mina La Jagua (Cesar), la Dirección de Bosques y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente concedió la sustracción de 92,29 hectáreas de la Reserva Forestal de la Serranía los Motilones, que se traslapa con el territorio ancestral Yukpa. 

En ese terreno, Prodeco implementaría el botadero de material estéril “El Palomo” y la construcción de piscinas de sedimentación con el fin de disminuir costos operativos dado que este se encontraría aledaño al área de extracción. Los botaderos que actualmente tienen habilitados implican un mayor desplazamiento de los vehículos que cargan el material.

Vista aérea de flota de vagones vacíos, que conducen el carbón de la mina al puerto. Fotografía: Fundación Chasquis

El Código Minero establece que para conceder la renuncia al título minero, el concesionario, en este caso Prodeco, debe estar al día con todas sus obligaciones y que la ANM cuenta con 30 días desde la solicitud para pronunciarse. Si no hay respuesta, la solicitud se entiende como aceptada. 

La ANM ha expresado en medios de comunicación que ha conformado un comité en conjunto con la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y Corpocesar para realizar la evaluación técnica, jurídica, ambiental y social del cumplimiento de las obligaciones de Prodeco.

Una primera notificación de la ANM llegó a Prodeco el 15 de marzo del 2021. Fue con referencia a sólo los títulos mineros HKT-08031 y DKP -141 de la mina La Jagua. La agencia le solicitó los soportes de regalías de algunos periodos, las obligaciones pendientes y las actividades de mantenimiento de pozos mineros. 

Prodeco respondió a los requerimientos de la ANM el 30 de marzo y la Vicepresidencia de seguimiento, control y seguridad minera de la ANM expidió las resoluciones 420 y 421 del 06 de abril de 2021 resolviendo como “no viable la solicitud de renuncia” de los títulos HKT-08031 y DKP -141 por incumplimiento en las obligaciones del Plan de Manejo Ambiental de la operación conjunta de la mina La Jagua. Prodeco tiene 10 días hábiles para hacer uso de un recurso de reposición.  

Sobre los otros títulos, la ANM respondió en comunicación con la organización Pensamiento y Acción Social (PAS): “La ANM se encuentra analizando aspectos técnicos, legales, económicos y ambientales que son necesarios para proferir decisiones de fondo”.

Concesiones mineras de Prodeco

Todavía queda carbón en nuestras operaciones”, aseguró Nicolás Gómez, gerente de sostenibilidad de Prodeco, argumento que lleva a la empresa a hablar de una transición de operaciones mineras. “En este sentido no es viable dar aplicación a las disposiciones de los planes de manejo ambiental relativos a la etapa de desmantelamiento y abandono (que implican el cierre definitivo del depósito minero)”, explicó Prodeco.

Su obligación durante la transición es entregar la operación minera en condición productiva y hacer una liquidación definitiva de los contratos mineros para que puedan ser nuevamente adjudicados.

Con el anuncio de Prodeco de renunciar a sus títulos mineros, el Gobierno Nacional insiste en que la salida a la crisis es la explotación de más carbón. 

Tajos mineros. Fotografías: cortesía de Román Champalaune Tajos mineros. Fotografías: cortesía de Román Champalaune Tajos mineros. Fotografías: cortesía de Román Champalaune Tajos mineros. Fotografías: cortesía de Román Champalaune

Durante el 24 y 25 de marzo, la ANM organizó la segunda ronda de negocios de carbón térmico dirigido al mercado asiático. “Colombia ha puesto los ojos en el mercado asiático (…) ¡y están cometiendo un error gravísimo!, el mercado natural de carbón de Asia lo maneja Australia, Colombia no es competitivo con su carbón por costos de transporte”, afirmó Álvaro Pardo, exdirector técnico de minas del Ministerio de Minas y Energía.

Prodeco tiene el interés de entregar sus títulos mineros, pero ha dicho que seguirá con la concesión portuaria de Puerto Nuevo, su participación accionaria en Fenoco y Cerrejón.

Spoiler: espere la segunda entrega de este reportaje que se adentra en las profundidades del Cesar para contar de lo que hay detrás de la renuncia de los títulos mineros de Prodeco.

** Este contenido de la Fundación Chasquis no compromete legalmente a Cuestión Pública.

Con apoyo a Cuestión Pública de:

Sin ti, no hay periodismo independiente.
Defiende el periodismo en el que crees con tu abono.

Hazte gestor de
Cuestión Pública aquí

¿Quiéres contarnos una historia? Te mostramos la forma segura y confidencial de hacerlo Ver Más