Los vendehúmo Desde 2009 en Colombia está prohibida
la publicidad y la promoción de los productos
de tabaco. Sin embargo, la Philip Morris, con
su filial Coltabaco, halló un camino para tener
éxito en la industria: dividir el producto entre
el dispositivo que lo calienta -Iqos- y el tabaco,
para poder promocionar el primero sin
condicionamientos legales.

(27/05/2020)

Así, le habría hecho el zigzag a la norma con la promoción de sus productos Iqos en festivales como el Estéreo Picnic, lujosas tiendas y con campañas para imponer tendencias a través de “bodeguitas”, influencers, exministros y famosos.

Los Iqos son dispositivos electrónicos de la Philip Morris International (Pmi) que suministran tabaco calentado a través de los heets. Estos son unidades de tabaco. Básicamente, son cápsulas o columnas en forma y apariencia de cigarrillo que contienen tabaco y otros componentes, diseñados para ser consumidos exclusivamente en los dispositivos Iqos.

Nuestra investigación arrojó que la Philip Morris estaría evadiendo la legislación que prohíbe la publicidad y promoción de tabaco en estas vías: publicidad exterior de los heets; patrocinio de eventos masivos con avisos publicitarios de la marca Iqos y venta de heets; figuración y comercialización de la marca Iqos y sus productos en stands y locales en centros comerciales. En nuestro país está prohibida toda publicidad directa o indirecta de productos de tabaco o sus derivados. La prohibición cobija todo intento de promoción en medios de comunicación, conciertos y vallas. Lo cual no ha sido un obstáculo. Philip Morris sigue una estrategia clave de publicidad y ventas: separar el dispositivo electrónico Iqos de las unidades de tabaco (heets) que se insertan en su interior. Esta táctica le abrió al fabricante un nuevo universo de posibilidades publicitarias, que habían sido bloqueados por el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), suscrito por Colombia, y las leyes nacionales. 

Otras maniobras serían las campañas con “bodeguitas” -grupos de influenciadores pagados- para generar tendencias en redes sociales favorables al discurso de Iqos; la promoción desde las cuentas de redes sociales oficiales de Iqos; y los acuerdos comerciales para la publicación de “noticias” sobre Iqos en medios de comunicación masivos y tradicionales, que bien podrían ser publirreportajes.

De acuerdo a la investigación internacional liderada por Organized Crime and Corruption Reporting Project (Occrp), de la que CP es socio, en numerosos países, el dispositivo electrónico no es gravado como un producto ligado al tabaco y hay, en gran medida, un limbo normativo, en el que tampoco es necesario venderlo como tal.

La apuesta ha sido exitosa, pues en Colombia ya tienen al menos 60 mil consumidores de Iqos tras haber entrado en el mercado en marzo de 2017, según la propia compañía. El patrimonio de su empresa Coltabaco asciende a los $135 mil millones y el de la segunda, Philip Morris S.A., es de $15 mil millones, según documentos depositados ante la Cámara de Comercio de Medellín y Bogotá en 2019, respectivamente.

El plan para lograr el éxito comercial de Iqos, parece estar haciéndole un zigzag a las leyes colombianas. La Ley 1335 de 2009 es clara en su prohibición a la publicidad y promoción de productos de tabaco. También prohibió que las tabacaleras patrocinaran eventos deportivos o culturales y la publicidad de productos de tabaco en vallas y medios de comunicación. Es por eso que el campeonato de fútbol profesional colombiano dejó de llamarse la Copa Mustang.

Una demanda de un sector de la sociedad civil contra la promoción de Iqos en eventos, centros comerciales y redes sociales fue desestimada por la Superintendencia de Industria y Comercio (Sic) en 2019. El abogado Nicolás Parra, investigador y litigante estratégico de Educar Consumidores, instauró una demanda para exigir que la Superintendencia de Industria y Comercio le prohíba a Philip Morris – Coltabaco hacer publicidad o promoción de Iqos y los heets. En diciembre de 2019, la Sic negó la pretensión de Parra, con una tesis similar a la de la industria tabacalera. “Iqos no se encuentra comprendido dentro de esta prohibición, toda vez que no constituye un producto de tabaco o derivado de este”, argumentó la Sic para determinar que no habido infracción y que no le correspondía investigar la publicidad de Iqos. Este tipo de argumento también ha permitido que los Iqos se vendan sin advertencias sanitarias que comuniquen sobre el riesgo de su uso con los heets

Para Blanca Llorente, directora de investigación de la Fundación Anáas, en la Sic y otras entidades existe un “desconocimiento de la norma y la doctrina jurisprudencial sobre el patrocinio y promoción de productos de tabaco”. En pocas palabras, Llorente dice que la promoción de Iqos por parte de Philip Morris y sus distribuidores en eventos, redes, medios, centros comerciales es publicidad indirecta y debe ser regulada por la Sic. “El Iqos solo existe para consumir los heets. Es como si se pudiera hacer publicidad sobre una pistola, pero no sobre las balas. La pistola solo sirve con las balas”. Colombia como firmante del Cmct suscribió «una prohibición total de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco». También acordó bajo el Cmct prohibir toda publicidad que “promueva un producto de tabaco por cualquier medio que sea falso, equívoco o engañoso en alguna otra forma o que pueda crear una impresión errónea con respecto a sus características, efectos para la salud, riesgos o emisiones”.

La bodeguita tabacalera: #SinHumo

Cuestión Pública encontró que la mayor campaña realizada en redes sociales alrededor de los productos Iqos fue #SinHumo, un numeral difundido en Twitter entre noviembre y diciembre de 2018. La campaña tuvo dos picos, el 29 de noviembre y el 19 de diciembre, justo después del lanzamiento del Iqos 3 en Japón en noviembre de 2018. El mercado colombiano de Iqos no es menor para Philip Morris, nuestro país fue uno de los primeros lugares en los que se lanzó el Iqos 3, al lado de Japón, Alemania, Italia, Suiza, Reino Unido y Rusia. En la región, Iqos tiene presencia en nuestro país, Guatemala, México, República Dominicana y Curaçao.

Quizás esta fue la razón para lanzar una campaña de las proporciones de #SinHumo, que también fue difundida en Perú y Ecuador. Ambos días el numeral fue tendencia en Twitter en Colombia, el 29 de noviembre con 552 tuits y el 19 de diciembre con 370 tuits, según demostró un análisis a nivel global de la difusión del hashtag. Publicaciones que pudieron ser vistas por menores de edad, ya que Twitter permite usuarios mayores a trece años.

El numeral #SinHumo fue difundido por al menos 25 influenciadores en Twitter. Ese día se publicaron mensajes que parecen enfocarse en una audiencia juvenil como “#SinHumo en la primera cita, gana 10.000 puntos conmigo. Si huele a cigarrillo, bye” o “Si eres de los que huele a cenicero todo el día, Únete al movimiento #Sinhumo y descubre las alternativas que te van a permitir vivir mejor…”. Los mensajes se repetían con mínimas variaciones entre los influenciadores y buscaban promover la idea de que Iqos no tiene combustión, ni humo.

Cuestión Pública tuvo acceso a información de esta campaña. Así, pudimos confirmar que #SinHumo utilizó un mecanismo común para campañas de relaciones públicas y crear tendencias en Twitter. La dinámica es esta: un grupo de influenciadores se reúnen en grupos de WhatsApp donde los coordinadores de campaña les comunican el numeral de la misma, los límites legales que deben evitar y les dan posibles mensajes o copy para que cada uno escoja de acuerdo al perfil de su cuenta de Twitter. Luego todos se comentan y replican para generar tendencia en la red social. Es normal que este tipo de trabajos reciban entre 70 a 100 mil pesos por tuit o un número específico de tuits. En el caso de la campaña relacionada a Iqos, el pago fue mayor.

A veces, algunos pagan más, hasta 300 o 400 mil por tuit o campaña. El objetivo es que el numeral (#)  sea tendencia y tener un mínimo de número de tuits, por los que paga el cliente. Philip Morris no es la única beneficiada, son servicios que este tipo de grupos prestan a otras corporaciones y multinacionales.

Este medio logró acceder a información según la cual la campaña #SinHumo para Twitter fue coordinada por los influenciadores Daniel Vivas (@Dani_Matamoros) y Harold Rodríguez (@Haroletto) a través de una compañía conocida como Brand Men. Manejaron el grupo de WhatsApp en el que este medio pudo confirmar que estaban usuarios con el mismo nombre o apodo de los influenciadores Fergicienta (@Fergicienta), Johanna Prieto (@joannaprieto), MaryAngy (@MaryAngie), Padilla (@DrLadilla), Juan Mateus (@CIarkkkk), entre otros. La instrucción presuntamente era publicar los mensajes con el numeral #SinHumo, comentar las publicaciones de la cuenta @Sinhumo_, retuitearse entre todos, incluir el numeral #Coltabaco en la biografía de Twitter y no se podía mencionar la palabra tabaco, probablemente para evitar una violación obvia de la Ley 1335 de 2009. La mayoría de los influenciadores mencionados no contestaron nuestras solicitudes de información.

Según la página web de Brand Men, la compañía presta el servicio de marketing de influencia y entre sus clientes están las más grandes empresas del país: Audi, Subway, Homecenter, Cine Colombia, Aviatur, Samsung, Cabify, Movistar, Presto, Mc Cann, Presto, Coca Cola, Uber, Rappi, el Grupo Sura, entre otros. También partidos políticos de alto nivel: el Partido Liberal, el Partido Alianza Verde, Cambio Radical y el de Gobierno, el Centro Democrático. Políticos como Mauricie Armitage. Y entidades estatales: el Ministerio de la Telecomunicaciones. 

Entre sus clientes también está Dattis, la agencia de manejo de comunicaciones que le presta servicios a empresas como el Grupo Aval y Philip Morris. Desde Dattis intermediaron la solicitud de las preguntas que le enviamos a Philip Morris y su posterior entrega. La investigación de Cuestión Pública arrojó que varios de los influenciadores que aparecen en la página web de Brand Men también participaron de la tendencia de Twitter favorable al Grupo Aval #LaOtraVerdad que coincidió con la publicación de este artículo en la Revista Semana en noviembre de 2019.

Entre los servicios de Brand Men están: «posicionamos su hashtag en el trending topic a nivel nacional», «marketing de apoyo a candidatos en elecciones y políticos en periodo de ejecución» y «estrategias efectivas para ayudar a marcas y organizaciones a conectar con su público».

Harold Rodríguez, gerente digital de Brand Men, prefirió no contestar nuestras preguntas. “Agradezco el interés, pero no estamos autorizados a contestar. Muchas gracias y qué pena no poder ayudar”. Daniel Vivas tan solo contestó: “Ah ya”. La empresa Brandmen SAS, propiedad de Daniel Vivas, tuvo un contrato con la Imprenta Nacional para la «difusión de contenidos requeridos por el Ministro Tic, así como las iniciativas o proyectos asociados al Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones», por $71.340.000 en el año 2016. El alcance del objeto del contrato disponía que Brandmen contaría con mínimo 30 influenciadores que publicarían en total 37 tuits mensuales, 75 retuits, entre otras interacciones en redes.

Andrés Ortiz, socio senior de Dattis, respondió a nuestras preguntas de esta manera: “Brandmen era una de las agencias/manager de algunos influenciadores que han trabajado con nosotros en campañas de productos. Siendo específico y concreto, nosotros somos la agencia para relacionamiento con medios de comunicación de Pmi (Philip Morris – Coltabaco) y Aval en coyunturas de crisis”.

Señales de humo: medios de comunicación y periodistas 

Coltabaco también realizó al menos cuatro acuerdos comerciales con casas periodísticas. Las más grandes fueron el Grupo Semana y la Casa Editorial El Tiempo. También hubo un acuerdo comercial con Impacto Tic y Enter.co. Coltabaco ya había tenido este tipo de acuerdos con Playboy Colombia en 2017. 

Quince publicaciones periodísticas web y una impresa por acuerdo comercial entre medios y Coltabaco, en la misma época de la campaña #SinHumo. Artículos de estos acuerdos aparecen en la página web de la campaña #SinHumo. De estas, dos fueron realizadas con la Casa Editorial El Tiempo y dos con el Grupo Semana. Nueve de las publicaciones fueron con el medio Enter.co, un medio de nicho para tecnología y de audiencia joven que antes pertenecía a El Tiempo. Y tres con Impacto Tic.

En las distintas publicaciones se resalta al dispositivo Iqos como una alternativa al cigarrillo y como una innovación tecnológica en el mundo del tabaco. Coltabaco y los medios de comunicación abiertamente tienen una advertencia al final de sus contenidos que notifica del acuerdo: “* Entre Coltabaco SAS y Grupo Semana, existen acuerdos comerciales a efectos de comunicar información factual y objetiva sobre innovación tecnológica del dispositivo electrónico IQOS”. Esto, pese a que la Ley 1335 de 2009 prohíbe promocionar productos de tabaco en medios escritos como boletines, periódicos, y revistas.

Semana tiene un capítulo aparte en esta historia, pues según los sitios web de la campaña sin-humo.com y sinhumo.com.co, estos fueron creados por “Productora Semana SAS y ha sido puesto a disposición de Compañía Colombiana de Tabaco S.A.S., Industrias del Tabaco, Alimentos y Bebidas, S.A. (ITABSA) y Philip Morris Perú, S.A.”, ya que #SinHumo también tuvo alcance en estos países. Para evitar problemas legales, en la página web de #SinHumo aclararon que el “sitio web no está concebido para fines publicitarios o de promoción de producto alguno, sino como un medio para transmitir información objetiva sobre las alternativas que entregan nicotina sin combustión”.

La relación entre Coltabaco y los medios ha ido más allá. Un periodista del medio económico Portafolio, del grupo de El Tiempo, “​fue invitado por Philip Morris a Tokio (Japón), al evento de lanzamiento de sus productos (Iqos)”, según el artículo del propio portal.

Asimismo, una reconocida periodista nos aclaró que ella tuiteó el numeral #SinHumo de manera orgánica. Según aseguró, de manera independiente al tuit, Coltabaco le obsequió un Iqos a través de una de sus agencias de medios.

Cortinas de humo: redes sociales y riesgo reducido

También encontramos que desde sus redes sociales, Iqos ha realizado más de 230 publicaciones a un total de 13.654 seguidores a mayo de 2020, distribuidos en sus cuentas de Instagram, Twitter y Facebook. Desde estas, se ha transmitido una imagen de que Iqos es un producto que va en todo momento y que da glamour a sus consumidores. También se observan publicaciones que parecen sugerir usarlo en espacios que hoy en Colombia son libres de humo. “Disfrutar de una cena con buena compañía es un momento simplemente extraordinario”, dice una publicación con una foto de una mano portando un Iqos sobre una mesa, que podría ser de una casa o restaurante. En su respuesta a CP, Pmi dice que la regulación debe permitirles a los “administradores de establecimientos públicos implementar áreas especiales para el uso de estos dispositivos”.

También, parecen sugerir que el Iqos es una alternativa al cigarrillo. “Dile adiós al cigarrillo. Un verdadero amigo notará la diferencia”, dicen con una foto grupal en un restaurante. En visión de Pmi, ellos no promueven un producto de tabaco, sino una tecnología que ayuda a “la transición de los cigarrillos convencionales hacia una alternativa con riesgo reducido”, según el sitio web de Iqos.

Estas publicaciones coinciden con los comentarios del vicepresidente de Philip Morris – Coltabaco, Humberto Mora. «Estas alternativas (como Iqos) son para fumadores que están buscando dejar de fumar y encuentran en este producto la misma satisfacción desde el punto de vista de inhalación de nicotina, que es la razón por la que fuman, pero con el potencial de que el riesgo para la salud se disminuya significativamente, (…) De aquellos fumadores que han probado Iqos, que se han puesto como meta dejar de fumar y sustituirlo por Iqos, entre el 70 y el 80 % a nivel global se han convertido a Iqos, es decir han sustituido el cigarrillo por estos productos”, aseguró el hombre Philip Morris, Humberto Mora, en el podcast Amigos Tic en Caracol Radio.

Estas declaraciones no cuentan con ninguna evidencia científica de respaldo que haya sido aceptada por el Ministerio de Salud, ni por la Organización Mundial de la Salud (Oms). Se sabe que los productos de tabaco generan doce tipos de cáncer, incluido el  pulmonar, enfermedades cardiovasculares y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), además de otras afectaciones a la salud. En nuestro país, cada 20 minutos muere una persona por enfermedades relacionadas al consumo de tabaco, informó el Ministerio de Salud en 2018. En una posible contradicción con lo que han promocionado, el vicepresidente de Pmi-Coltabaco Carlos Guzmán le respondió a Cuestión Pública que “Iqos no es un dispositivo para dejar de fumar, no es una terapia de cesación, ni está diseñado para serlo”. Y agregó: “Si un fumador está preocupado por los efectos de fumar en su salud, la mejor opción es dejar el consumo de tabaco y nicotina por completo”.

De acuerdo a la Oms, no hay evidencia que permita afirmar que el tabaco calentado «es menos dañino que los productos convencionales de tabaco. Se necesitan estudios independientes que comprueben la afirmación de daños reducidos». En Estados Unidos, la Food and Drug Administration (Fda) dio a conocer un estudio en su página web en abril de 2019 después de que Philip Morris solicitara vender Iqos en ese país como un “producto de tabaco de riesgo reducido”. La Fda rechazó los argumentos de Pmi que afirmaban que su dispositivo reduce el riesgo de enfermedades relacionadas con el tabaco. Aunque el dispositivo puede producir menores niveles de algunas toxinas, la Fda dijo que no había evidencia de que el Iqos fuera más saludable a largo plazo.  

“No hay un información concluyente sobre Iqos como alternativa para dejar de fumar. La evidencia científica no permite decir que sirva para eso. De hecho, se han conocido estudios que indican que puede ser tan riesgoso como los cigarrillos”, aseguró a este medio la directora de investigación de la Fundación Anáas, Blanca Llorente. «Hay al menos un artículo publicado que indica que en circunstancias de uso normal es posible la combustión, así que yo tomaría esa afirmación (de Pmi – Iqos) con cuidado», agregó Llorente.

La Ley 1335 de 2009 y el aumento del impuesto al tabaco en 2016 han tenido efectos positivos para el sistema de salud colombiano. Según el Ministerio de Salud, tras la promulgación de la ley de control de tabaco de 2009, incluida la prohibición a la publicidad, y el aumento del tributo al tabaco en 2016, el consumo de tabaco pasó de 12 % en 2010 % a 7 % en 2017. También permitió que el recaudo por impuestos al tabaco pasara de más de $595.476 millones en 2016 a más de $ 1 billón en 2018, de acuerdo a cifras del Ministerio de Salud.

Lo que pasa en el Estéreo Picnic, no se queda en el Estéreo Picnic

Mientras sonaba la música en vivo de The Weekend y The Strokes en el Estéreo Picnic de 2017 en Bogotá, aproximadamente 80.000 asistentes estuvieron expuestos a la promoción de la marca Iqos. 

La campaña de Iqos iría en contra de la prohibición a la promoción de productos de tabaco en carteles, en eventos culturales y funciones musicales. Al menos así lo cree Educar Consumidores, organización de la sociedad civil, que investigó y denunció que el patrocinio del Festival Estéreo Picnic (Fep) entre 2017 y 2019 por parte de Iqos ha violado la ley. Cuestión Pública confirmó de manera independiente las pruebas reveladas por Educar Consumidores.

Desde la llegada de Iqos al país en marzo de 2017, el Fep fue la gran apuesta de la Philip Morris – Coltabaco. De hecho, el logo de Iqos aparece en la página web del Fep como patrocinador y en los afiches de anuncio de los line-ups. En la edición de 2017, Iqos contó con una grúa de construcción con un balcón colgante, en el que después de hacer una larga fila y tras la activación de la marca, la gente pudo ver los conciertos de Wiz Khalifa y Martin Garrix desde las alturas, de acuerdo a información investigada por Educar Consumidores. En la parte inferior de la cabina o balcón se mostraban grandes anuncios del logo de Iqos. También en el globo del que colgaba. Además han construido stands parecidos a los de las tiendas de Apple, con estilo minimalista, juvenil y fresco, durante las ediciones 2017, 2018 y 2019, cerca del escenario principal. En total, Iqos tenía tres puestos para promocionar la marca y vender en la edición de 2017.

En el Fep de 2018, tenían un árbol alto iluminado con luces de colores frente a su stand.

Para el Fep de 2019, según Educar Consumidores, Iqos invitó a famosos influenciadores, actores y actrices al evento. De acuerdo a la investigación, entre estos estaban Carla Giraldo, Camila Wills, Cony Camelo y el ex ministro de Defensa y ex candidato presidencial Juan Carlos Pinzón. Estuvieron en un espacio VIP, que incluía una terraza y un salón. A cambio, según la organización de la sociedad civil, algunos de estos famosos promocionaron la marca Iqos en las redes sociales durante el festival, incluyendo historias y desafíos de Instagram con el numeral #MejorConIqos. Además del espacio VIP, había otro punto de activación Iqos y de venta. Y un tercer stand con un aviso que decía «Chill Vibes» también vendía heets, según Educar Consumidores. Contactamos a Juan Carlos Pinzón, quien publicó en Instagram en abril de 2019: “En Festival Estéreo Picnic 2019 en nuestra Sábana de Bogotá – Briceño, Cundinamarca. #FEP2019 #mejorconiqos”. Al cierre de esta publicación no había respondido. 

No es el único festival ni evento público en el que ha tenido presencia Iqos. Además, han hecho promoción en el festival La Solar en Medellín, en el Carnaval de Barranquilla, el Purple Beach en Cartagena, el Santa Market en el Parque de la 93 en Bogotá, de acuerdo a la misma investigación de la mencionada organización de la sociedad civil.

De shopping, Iqos stores y pruebas gratuitas

Este medio también constató que Iqos difunde y comercializa sus productos en stands en centros comerciales y locales en sectores exclusivos. En estos no promocionan los heets, pero sí los dispositivos y la marca Iqos, lo que parece indicar que quisieran evitar la prohibición legal. Este medio confirmó además que Iqos tiene un programa de prueba gratuita del dispositivo a través de su sitio web y de sus locales.

La demanda del abogado Parra también solicitaba prohibir la promoción de Iqos en centros comerciales. Según Andrés Vélez, de la organización de la sociedad civil Red Papaz, organización que apoyó la demanda, la decisión de la Sic de no limitar la publicidad de Iqos da la espalda a los derechos de menores de edad y jóvenes. Para Vélez, la determinación “puede tener la grave consecuencia de que la promoción sea efectiva, puede aumentar el consumo y sus efectos nocivos sobre la salud”. 

Pmi le dijo a este medio que todas sus acciones han estado enmarcadas dentro de la legalidad. No nos respondió cuánto pagaron por promover Iqos en el Estéreo Picnic, en la campaña #SinHumo, ni en qué reportes ante su matriz internacional registran gastos.

#Covid19

Los ciudadanos que fueron al supermercado a hacer sus compras de cuarentena, a parte de la angustia de contagiarse del virus también estuvieron expuestos a publicidad de los heets. Este medio encontró avisos publicitarios en supermercados en Bogotá de las cajetillas heets, considerados como productos de tabaco por el Ministerio de Salud. La Ley 1335 de 2009 prohíbe la fijación de afiches, carteles y otra publicidad exterior relacionadas a la promoción de tabaco.

Los productos de tabaco empeoran la situación de los enfermos de Covid-19, según han informado la Oms y el Ministerio de Salud colombiano. Pese a esto, en el sitio web colombiano de Iqos se pueden comprar heets y una especie de combos en descuentos que incluyen estas unidades de tabaco, en oferta con productos Iqos.

También, en sus redes promovieron el eslogan “Cuida de ti, que nosotros cuidamos de tu experiencia Iqos”. Y siguen incentivando la venta de sus productos a través de su sitio web, el call center, Rappi, Mercado Libre, entre otras tiendas virtuales

Cuando un usuario en Twitter les preguntó “cómo pueden dormir tranquilos sabiendo que están volviendo a fumadores mucho más propensos a complicaciones pulmonares por Covid-19”, la cuenta de Iqos oficial de Colombia le respondió: “Si estás preocupado por tu salud y/o de las personas que te rodean, la mejor alternativa es suspender el uso de productos de tabaco y nicotina. Para asistencia para dejar de fumar, recomendamos buscar ayuda del médico de cabecera”. El 11 de mayo. la Oms desmintió estudios difundidos en abril de 2020 que aseguran que el uso de nicotina podría reducir el contagio del nuevo coronavirus. Uno de los autores de estos estudios, ha publicado investigaciones financiadas por Philip Morris International, según la organización de la sociedad civil y académica Stop.

 

*Proyecto coordinado por Alessia Cerantola. Colaboraron en el reporteo de esta investigación Makoto Watanabe, Nanami Nakagawa, Robert Hongo, Mariko Tsuji, Shota Tomonaga, Annelise Giseburt (Waseda Chronicle, Japón), Anna Myroniuk (Kyiv Post, Ucrania); Andrei Ciurcanu (Rise Project, Rumania); Giulio Valesini, Laura Nesi, Elisa Bruno, (Report Rai 3, Italia); Matthew Chapman, (TBIJ, UK); David Ilieski Saska, (IRL, Macedonia) Lilia Saúl, (Aristegui Noticias, México), David Tarazona, (Cuestión Pública, Colombia), Paolina Albani, (Guatemala), Mariela Mejía, (República Dominicana).

*Crédito de ilustraciones: OCCRP.

Sin ti, no hay periodismo independiente.
Defiende el periodismo en el que crees con tu abono.

Hazte gestor de
Cuestión Pública aquí

¿Quiéres contarnos una historia? Te mostramos la forma segura y confidencial de hacerlo Ver Más