sábado, febrero 23, 2019

Sabemos lo que hiciste la legislatura pasada ¡Recargado!

Cuestión Pública continúa con la serie de publicaciones que comprenden la investigación macro sobre el patrimonio de los congresistas colombianos. Para esta ocasión avanzamos con otros 10 congresistas a los que le investigamos el patrimonio, que corresponden a los más votados en las pasadas elecciones del 11 de marzo de 2018.

Para nosotros es muy importante que los ciudadanos conozcan el patrimonio e intereses de sus legisladores, porque propende por el mejoramiento de la transparencia en los poderes legislativos y el fortalecimiento de la relación de los ciudadanos con sus representantes.

Sabemos lo que hiciste la legislatura pasada inició con el ejercicio de la investigación del patrimonio de 10 congresistas elegidos por la comunidad de Cuestión Pública, comunidad que arrancó con una campaña de crowdfunding realizada del 12 de diciembre del 2017 al 17 de enero del 2018. Al cerrar, 145 donantes pusieron su grano de arena para que la primera etapa de la investigación fuera posible. Los donantes tuvieron la posibilidad de elegir en un sondeo cerrado a los congresistas que querían que Cuestión Pública investigara su patrimonio.

¡Recargado!

Tal y como lo habíamos prometido tras los resultados de la primera serie, Cuestión Pública amplió la investigación e incluyó otros 10 congresista. Para esta ocasión recibimos el apoyo de la Open Society a través de un grant en el que recibimos 6 mil dólares.

A raíz de la primera experiencia, ampliamos la ficha de la investigación de los 10 congresistas más votados en las pasadas elecciones legislativas que hacen parte de Sabemos lo que hiciste ¡Recargado!. Incluimos espacios exclusivos para detallar diferentes hallazgos de la investigación, entre esos: Contratación de los familiares, Procesos Jurídicos, Negocios familiares, Socios y Negocios . Hay también un nuevo espacio llamado Transparencia en el que volcamos las respuestas de los congresistas frente al cumplimiento de ciertos temas claves en términos de transparencia de la información. En ese espacio se estableció un “semáforo de la transparencia”.

A raíz de las respuestas y entregas de los documentos solicitados como la declaración de renta y la declaración juramentada de bienes y rentas de la Función Pública, incluimos la parte de Patrimonio, en donde describimos la cifra que equivale al patrimonio líquido del congresista, los bienes reportados y la actividad económica reportada por ellos mismos.

El cruce de datos con el Secop, nos permitió establecer que la mayoría de los congresistas tienen familiares que contratan con el Estado. A raíz de estos hallazgos incluimos una nota llamada El ABC de Sabemos lo que hiciste la legislatura pasada, un espacio parecido a “preguntas frecuentes”, para que los lectores aclaren ahí sus posibles inquietudes tras leer las investigaciones.

Sabemos lo que hiciste la legislatura pasada es la primera investigación periodística en Colombia sobre los bienes e ingresos del conjunto de los congresistas colombianos. Y el título se debe a que es un proyecto de periodismo investigativo que busca generar rendición de cuentas por parte de nuestro legisladores y auscultar la transparencia a través del patrimonio y su comportamiento como servidor público, que es elegido por voto popular.

Por tanto, Sabemos lo que hiciste la legislatura pasada no pretende acusar -de antemano- a ningún congresista de delito alguno.

La investigación Sabemos lo que hiciste la legislatura pasada continuará hasta lograr la investigación periodística del patrimonio de todos los congresistas elegidos el pasado marzo de 2018.

¿Cómo se hace?

Empezamos por lo público. Esta es la razón por la cual nuestra investigación se basa en información contenida en el Congreso y en entidades públicas.

Para el acceso a la información, Cuestión Pública le solicitó a cada uno de los congresistas la información económica a la cual se dedican, las declaraciones de renta de la Dian y las declaraciones de bienes y rentas de la Función Pública.

La investigación está apoyada por Datasketch, un equipo interdisciplinario de personas dedicadas al periodismo de datos y al acceso a la información pública. Particularmente, en la segunda etapa colaboraron con los cruces de información, en la etapa investigativa y en la visualización de las bases de datos de las aplicaciones web.

Al mismo tiempo, Cuestión Pública envió derechos de petición a otras entidades públicas y escarbó información de los congresistas en el sistema de contratación pública SECOP, en el de la Cámara de Comercio y de la Superintendencia de sociedades. También en portal de acceso a la búsqueda de procesos judiciales, en Cuentas Claras donde aparecen los financiadores de las campañas electorales, en el archivo del Ministerio de Salud, en el geoportal del IGAC y en diferentes documentos públicos para intentar determinar los bienes patrimoniales.

¿Por qué es necesario?

En Colombia los legisladores están obligados a presentar una declaración jurada de patrimonio antes de comenzar y una vez finalizado su mandato. Así como su actualización año a año. La razón más poderosa que nos llevó a insistir fue la idea de que la transparencia de los congresistas debería ser un requisito público y no privado.

Incluso los parlamentarios deben, además, presentar ante la Secretaría del Senado una declaración de intereses, mediante la cual se exponen las actividades profesionales y económicas que desarrollan, para permitir que estas sean juzgadas públicamente, garantizando así la imparcialidad y justicia en sus decisiones.

Sin embargo, los ciudadanos aún no tienen acceso a esta información para conocer los datos allí consignados, verificar su actualidad y contrastar la coherencia de los legisladores y su transparencia a la hora de abstenerse de legislar cuando presentan conflicto de interés.

Sabemos lo que hiciste la legislatura pasada es un aporte a la transparencia y a los datos abiertos.

Somos concientes de las enseñanzas que nos genera esta segunda etapa de investigación. Por eso lo presentado no es un producto definitivo. Es la continuación de muchas historias que se escribirán paso a paso, como la vida misma.