viernes, mayo 14, 2021

social

Cuatro monólogos sobre la muerte y una paradoja

Fredy, de 20 años, trabajaba como guardia de seguridad en un centro comercial de Suba. Un amigo, que le pidió que lo acompañara a recoger una chaqueta, asegura que de regreso hacia la casa Fredy fue impactado en el barrio Alcaparros, Suba, por una bala que lo mató. Testigos denuncian que agentes de la policía no permitieron que fuera auxiliado. (Click al título para seguir leyendo)

Tres monólogos y lo que hizo falta para el desayuno del otro día

Christian Andres, de 27 años, salió en busca del desayuno del día siguiente cuando fue impactado por armas de fuego frente a la Estación de Policía de Ciudad Verde, Soacha, en la noche del 9 de septiembre. Familiares y amigos se preguntan, ¿por qué la Policía habría puesto su cuerpo, junto con el de Anthony Gabriel Estrada, en el platón de un vehículo particular, en vez de ser asistidos por una ambulancia? (Click al título para seguir leyendo)

Tres monólogos sobre perder a un hermano, la impotencia de no poder hacer más...

Andrés Felipe, de 23 años, iba camino a casa cuando se encontró con la manifestación contra el abuso policial en el barrio Verbenal, Usaquén. Testigos y amigos aseguran que Andrés Felipe recibió un impacto de bala (en el lado derecho del tórax) que le cobró la vida en la madrugada del 10 de septiembre. (Click al título para seguir leyendo)

Tres monólogos sobre un hombre que añoró volver a casa

Anthony, de 28 años, había llegado a Bogotá en 2019 tras emigrar de Venezuela. Trabajaba y enviaba remesas a su familia hasta el miércoles 9 de septiembre, cuando camino a casa dos balas acabaron con su vida, frente a la Estación de Policía de Ciudad Verde, según la versión de los testimonios recogidos. (Click al título para seguir leyendo)

Monólogo de un padre que perdió a su hija

Julieth, de 18 años, caminaba con una amiga cerca al CAI del barrio Gaitana, Suba, cuando fue impactada por una bala en el pecho que le quitó la vida instantáneamente. Iba a cumplir 19 años el 25 de septiembre. (Click al título para seguir leyendo)

La migración wayuu aumenta la presión en La Guajira

Uribia está entre los municipios más pobres de Colombia, y sin embargo eso no detiene a decenas de familias wayuu asentadas en Venezuela que migran a esta zona tras abandonar sus tierras en busca de alimento y trabajo; recursos ya escasos en esta región de La Guajira. Según el Instituto Nacional de Salud, 45 niños han muerto de hambre en lo que va del año. Solo la semana pasada murieron diez. Todos eran wayuu, informó El Heraldo.

El Darién: la frontera de los migrantes invisibles

Expatriados de varios países cruzan Colombia entera hasta llegar al Darién, la selva densa que se ha convertido en un lugar de muerte y desolación para quienes buscan llegar a Estados Unidos cruzando por Panamá de forma irregular.

El botín de la gasolina corrompe la frontera con Venezuela

En las vías que unen Colombia y Venezuela, La Liga contra el Silencio confirmó el pacto que existe entre las comunidades y los militares, socios en el jugoso botín que deja el contrabando de combustible.