(12/12/2018)

Episodio III: el origen

Reunión del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez con Marcelo Odebrecht el lunes 14 de julio 2008.

El entonces presidente Álvaro Uribe sonríe. A un lado, el ministro de Minas de la época, Hernán Martínez Torres. Sobre una mesa de juntas, un mapa de Colombia. En frente, Marcelo Odebrecht, el otrora todopoderoso de la compañía constructora. Diagonal al presidente, Luiz Antonio Mameri, el ejecutivo que autorizaba los sobornos para América Latina. Un cóndor del maestro Obregón es testigo de la reunión del 14 de julio del 2008 en la Casa de Nariño. Quizá la primera.

Cuestión Pública llegó a esa y a otras tres reuniones y encuentros del expresidente Uribe con Marcelo Odebrecht ocurridos entre julio del 2008 y abril del 2010, a través de tres expedientes telegráficos de la embajada de Brasil en Colombia: 1) 2003-2007, 2) 2008-2010 y 3) 2003-2015. Las comunicaciones reservadas fueron obtenidas a través de la Red de Periodismo Estructurado, que lidera IDL Reporteros del Perú.

Durante julio del 2008 y abril del 2010, hay otros siete encuentros en los que coincidieron y se reunieron los ejecutivos de Odebrecht con el gabinete de Uribe, que contabilizó Cuestión Pública con base en los cables diplomáticos y el pliego de cargos de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

Si se desagrega solo el 2009, año de la licitación la Ruta del Sol II, hubo siete encuentros que incluyen a mandatarios, al presidente de Odebrecht, a ejecutivos, ministros y ‘lobistas’. Tres en los que estuvieron presentes Uribe-Lula-Odebrecht y cuatro reuniones entre ejecutivos y ministros o ‘lobistas’ de los proyectos. (Ver línea de tiempo al final del artículo)

En el contexto de los cables y los encuentros, lo que estaba en juego en un principio no era la Ruta del Sol II. Era la Ferrovía del Carare, un proyecto que planteó el gobierno de Álvaro Uribe, como una opción de transporte de carbón desde el centro del país hacia Santander.

Por los cables reservados se sabe, además, que las compañías brasileñas detrás del proyecto del Carare eran Odebrecht y Camargo Correa, según el mismo cable 00935 del 27/11/09.

Cuestión Pública encontró que en la agenda, el expresidente Uribe primero se veía con los ejecutivos de Odebrecht y luego con Lula da Silva, el exmandatario del Brasil.

Al contrastar los encuentros comentados en los cables diplomáticos con el archivo fotográfico y videográfico de Presidencia, resulta inquietante que en casi todos los encuentros apareciera Luiz Mameri, el que autorizaba los dineros para los sobornos. Que autorizaba los pagos indebidos, lo declaró en diciembre del 2016 ante los fiscales brasileños Almir Teubl Sanches y Thiago Henrique Viegas Lins en la sede de la Procuraduría en Sao Paulo, como parte de su acuerdo de delación premiada.

Los gobernantes y ejecutivos que rodearon esos encuentros con el expresidente Uribe están investigados y condenados. El expresidente Lula da Silva está condenado a 12 años de prisión por recibir coimas de OAS otra empresa involucrada en el escándalo de Lava Jato.

Marcelo Odebrecht fue condenado a 19 años y 4 meses el 8 de marzo del 2016 por ser el cerebro de la estrategia que corrompió gobernantes y funcionarios con el fin de quedarse con proyectos de infraestructura en diferentes países. Hoy purga la condena en casa por cárcel, tras haber pagado 2 años y medio intramuros.

Luiz Mameri también está procesado y se acogió al principio de oportunidad.

De cara a las explicaciones actuales, el expresidente y senador Uribe dijo el pasado 27 de noviembre del 2018, en el debate de control político contra el fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, que “se habla de una reunión mía con Marcelo Odebrecht, durante mi ejercicio presidencial mantuve una presidencia de puertas abiertas, me reunía a plena luz del día con los inversionistas que llegaban a Colombia.”

No obstante, no se trató de una sola reunión, como lo demuestran los cables reservados del Brasil.

Consultado por Cuestión Pública, el senador del Polo, Jorge Enrique Robledo, quien fue uno de los citantes a ese debate en el que Uribe aprovechó y se defendió, dijo que “Marcelo Odebrecht era un bandido, un corruptor de gobiernos y en Colombia corrompieron”, por eso“cualquier cosa que llame la atención debe ser mirada y analizada. Ese es el lío que tenemos, el fiscal es el jefe del tapen tapen”.

Un detalle llama la atención. En los cables diplomáticos de Brasil se mencionó que producto de ese primer encuentro, cuando Marcelo Odebrecht y Lula da Silva visitaron a Uribe en Bogotá, en julio del 2008, se firmó un protocolo que incluía 650 millones de dólares del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) para la obra del Carare:

“Además del financiamiento del Bndes el orden de los US $650 millones para la construcción del ferrocarril, asegurado a través del Protocolo de Cooperación Económica firmada durante la visita el señor presidente [Lula da Silva] de la República en julio de 2008.”, según se comunicó en el cable 00174.

Resulta que en la declaración de Mameri, uno de los fiscales le mencionó antes de preguntarle por la coherencia de su delación que las “operaciones” corruptas “en América Latina aumentaron mucho con el financiamiento del Bndes” y que “hubo una expansión muy grande con diversos casos de corrupción”.

Al parecer, el Bndes no giró el dinero en Colombia.

“(…) Yo sí preferiría para que se evitaran todas esas suspicacias que se revelara el contenido de todas esas reuniones y mirar y dar tranquilidad al país. Y para el futuro, pues esperar que los presidentes no tengan esas reuniones de carácter individual y menos con unas personas que están ofertando”, dijo el abogado Iván Cancino, consultado por Cuestión Pública.

¿Quién carajos es Mameri?

Foto archivo Presidencia: «El Presidente Álvaro Uribe Vélez saluda a uno de los 82 empresarios colombianos que viajaron a Sao Paulo, Brasil, para sostener encuentros con empresarios de ese país.» Diagonal, Luiz Mameri. 19 de octubre del 2009

Era el hombre de máxima confianza de Marcelo Odebrecht. En abril del 2008 ocupó el cargo más importante para Latam. También fue el que autorizó los sobornos a Luiz Bueno Junior, superintendente de la compañía brasileña en el país, para pagarle al exviceministro Gabriel García Morales el favor de entregarle la licitación de la Ruta del Sol II al consorcio que compartían con Episol, la subsidiaria del Grupo Aval y Corficolombiana.

Para el segundo encuentro, Uribe viajó al Brasil el 16 y 17 de febrero del 2009, bajo la idea de promover proyectos de infraestructura. De nuevo, Uribe se vio primero con Marcelo Odebrecht, quien lo recibió el primer día de la visita, según se ve en el video que quedó de registro en Presidencia. Al otro día, daría una rueda de prensa con Lula da Silva. 

El rastro de la visita quedó comentada en los cables: “Me comprometo a comprobar, en el contexto específico de la visita, si el ministro de Transportes, Andrés Uriel Gallego, acompañará al presidente Uribe (…) el 16/2 [16 de febrero del 2009]”, escribió el embajador brasileño Valdemar Carneiro en el cable 00174.

El tercer encuentro fue en la casa de Nariño el 17 de septiembre del 2009. En esa ocasión, Marcelo Odebrecht visitó de nuevo a Uribe. Reunión que informó Noticias Uno en el 2016. Allí estuvo, de nuevo, Luiz Mameri.

Para el cuarto encuentro, Uribe viajó de nuevo a Brasil el 18 y 19 de octubre del 2009. Allí participó de un evento de la Federación de Industrias de Sao Pablo (Fiesp), que concentra a los empresarios más poderosos de ese país.

Uribe condecoró a Paulo Skaf, presidente de la Fiesp. Skaf terminó involucrado en unos dineros que Odebrecht habría entregado a su partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), para su campaña a la gobernación de Sao Paulo en el 2014, según informó Infobae a finales del 2016.

Uribe también dio una conferencia a los empresarios, junto con el mandatario brasileño Lula da Silva. Una foto del archivo de presidencia delata la presencia de Luiz Mameri en el evento.

A través de conferencias de la Fiesp, Odebrecht le pagó 100 mil dólares de coimas al expresidente de Perú Alan García, como reveló IDL Reporteros del Perú.

Por las fechas de la visita del 18 y 19 de octubre del 2009 contenida en los cables reservados de Brasil y por la declaración rendida por Luiz Bueno, otro documento, Cuestión Pública cayó en cuenta que la visita de Uribe en la Fiesp (Brasil) se dio a escasos ocho días de que en Colombia se abrieran los sobres de los tres consorcios elegidos en la ronda final la licitación de la Ruta del Sol II.

“El 27 de octubre [del 2009] fueron abiertos los sobres de los tres consorcios participantes para el tramo II del proyecto Ruta del Sol, entre los cuales se encontraba el consorcio formado por la compañía”, dijo el señor Bueno en la declaración de diciembre del 2016 ante los fiscales de Brasil. (ver declaración)

El expresidente Álvaro Uribe y Luiz Mameri se encontraron al final de su mandato en abril 8 del 2010, en el Foro Económico Mundial en Cartagena.  En la foto del archivo de Presidencia, se ve también a Luiz Bueno, el superintendente de Odebrecht para Colombia y a la actual ministra de Trabajo Alicia Arango, quien entonces era secretaria de la Presidencia. Los cables no dicen nada al respecto.

Un mes antes, Odebrecht, previa autorización de Mameri, ya había girado el primer paquete de los US $6,5 millones de sobornos para el exviceministro de Transporte Gabriel García a la cuenta de la firma Lurion Trading en Andorra.

Sin ti, no hay periodismo independiente.
Defiende el periodismo en el que crees con tu abono.

Hazte gestor de
Cuestión Pública aquí

¿Quiéres contarnos una historia? Te mostramos la forma segura y confidencial de hacerlo Ver Más