(16/11/2018)

Episodio II: los e-mails del controller #AVALBRECHT

Se están haciendo pagos sin un “control de firmas”. En esos términos se da inicio a las anomalías que de manera silenciosa, constante y con un ritmo que se acentuó año a año, hizo el fallecido controller del consorcio Ruta del Sol Tramo II, Jorge Enrique Pizano. Lo advirtió en agosto de 2010, con apenas dos semanas en el cargo de controller, en un informe de una visita a la obra que el consorcio Ruta del Sol estaba haciendo.

“(…) ruego también el inmenso favor me comente cuales son las medidas al interior de la Concesionaria para prever que no se presenten estas situaciones”. Así cierra el correo del 7 de noviembre de 2013 que el controller le escribió a los directivos de la concesionaria. La comunicación se dirigió a Ricardo Lopes Vieira y Eder Ferracuti, ambos directivos de Odebrecht en el consorcio Ruta del Sol, con el asunto “Mayores pagos”. Pizano denunciaba pagos de facturas por “valores mayores y diferentes a los contratados” y “sin tener el respectivo soporte”. Los pagos se hicieron a Inversores Profesionales S en C. y a Desimpro S.A. El controller le solicitó a Vieira y a Ferracuti pedir reembolso o devolución de los pagos.  

Para el 25 de junio de 2015 envió otro correo. Jorge Enrique Pizano le compartió un resumen ejecutivo al presidente de Corficolombiana, José Elías Melo, con copia a Gustavo Ramírez, vicepresidente de Inversiones de la compañía, y Álvaro Oeding, abogado de la misma empresa. En ese informe, solicitó aplicar la reglamentación interna de antilavado de activos de manera urgente, ya que se estaba pagando facturas sin “informes respectivos o soportes de los entregables”.

Ese año le entregó en detalle los hallazgos a José Elías Melo, presidente de Corficolombiana, y a Néstor Humberto Martínez, entonces abogado del grupo AVAL y hoy fiscal general de la Nación. Lo que no sabía Pizano es que sus propios jefes eran los que habían pactado esos pagos con Odebrecht, de acuerdo con la versión de Luiz Bueno, ejecutivo de Odebrecht en Colombia en 2009.

➤Vea la declaración de Luiz Bueno

En el documento revelado por Cuestión Pública, titulado “Soportes documentales de los resultados de informes de control interno por parte del Controller de la Concesionaria Ruta del Sol SAS de los años 2013, 2014 y 2015”, Pizano denunció pagos “especiales” por $69.953 millones de pesos. 

Los informes llegaron a estos correos: epferracuti@odebrecht.com, jose.melo@corficolombiana.com.co, smunoz@odebrecht.com, smunoz@rutadelsol.com.co, cramirez@rutadelsol.com.co

Pizano auditaba las cuentas del consorcio Ruta del Sol y verificaba que los pagos cumplieran con los estándares internacionales antilavado de dinero y antiterrorismo conocidos como Sarlaft. El grupo AVAL tenía que cumplir con la regulación estadounidense antilavado y anticorrupción que aplica a las empresas extranjeras listadas en la Bolsa de Valores de Nueva York, como es su caso. Esa es la razón por la que contratan a Pizano y es la razón de su cargo: controller.

Para 2016 estalló el escándalo de Odebrecht. En ese momento, Pizano se había convertido en el chivo expiatorio y no lo sabría hasta cuando nombraron como fiscal general al abogado del Grupo Aval.

Una fuente, que fue cercana al fallecido controller le dijo a Cuestión Pública que “la Fiscalía le había hecho saber a su abogado [de Pizano] que le imputarían cargos y pedirían su detención preventiva en una cárcel común”.

Pagos irregulares y “contratos de papel”

Año 2010. En agosto de 2010, con apenas dos semanas en el cargo de controller, Pizano advirtió en un informe de una visita (Anexo 1) a la obra que el consorcio Ruta del Sol estaba haciendo pagos sin un “control de firmas”, sobre quienes ordenaban los pagos. También reportó que los pagos se hacían desde fiduciaria Corficolombiana y fueron ordenados por un ejecutivo de Odebrecht, Amilton Sendai, a pesar de que Sendai no tenía la autorización para firmar la transacción. Hoy Sendai tiene una orden de captura tras salir de Colombia en febrero de 2017. Aún no hay imputación de cargos en la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez.

Año 2013

El 7 de noviembre de 2013, Pizano envió un correo (Anexo 2.1) dirigido a Ricardo Lopes Vieira y Eder Ferracuti, ambos directivos de Odebrecht en el consorcio Ruta del Sol, con el asunto “Mayores pagos”, Pizano denunciaba pagos de facturas por “valores mayores y diferentes a los contratados” y “sin tener el respectivo soporte”. Los pagos se hicieron a Inversores Profesionales S en C. y a Desimpro S.A. Pizano le solicitó a Vieira y Ferracuti pedir reembolso o devolución de los pagos. Y cerró: “(…) ruego también el inmenso favor me comente cuales son las medidas al interior de la Concesionaria para prever que no se presenten estas situaciones”. En los documentos, Cuestión Pública no encontró comprobantes de reembolso por parte de las empresas mencionadas.

El portugués Ferracuti, que fue el representante legal del Consorcio Ruta del Sol SAS, hoy tiene orden de captura en Colombia tras su salida del país el 17 de abril de 2017. Tampoco hay imputaciones.

Año 2015: al menos 34 millones de dólares en pagos irregulares

Cuestión Pública halló nueve comunicaciones de Pizano en el año 2015, en las que reportó los pagos irregulares al Consorcio de la Ruta del sol, realizados por ellos mismos. El 25 de junio de 2015, Jorge Enrique Pizano le envió un resumen ejecutivo al presidente de Corficolombiana, José Elías Melo, con copia a Gustavo Ramírez, vicepresidente de Inversiones de la compañía, y Álvaro Oeding, abogado de la misma empresa. En ese informe, Pizano le solicitó a todos ellos aplicar la reglamentación interna de antilavado de activos de manera urgente, ya que se estaba pagando facturas sin “informes respectivos o soportes de los entregables”. En el resumen ejecutivo enviado a Melo, Pizano advirtió la existencia de contratos con irregularidades por $16.981 millones.

En el resumen, Pizano también denunció que el consorcio no estaba practicando la “verificación de listas cautelares de algunos contratistas”. Es decir, que se estaban pagando miles de millones de pesos sin previa revisión de los antecedentes de los contratistas.

Pizano no solo encontró irregularidades por $16.981 millones. En el documento revelado por Cuestión Pública, titulado “Soportes documentales de los resultados de informes de control interno por parte del Controller de la Concesionaria Ruta del Sol SAS de los años 2013, 2014 y 2015” (Anexo 4), Pizano denunció pagos irregulares o “especiales” por $69.953 millones de pesos. Los receptores de esos $69 mil millones (34 millones de dólares de la época) son:

  • Subtotal pagos asesores CDRS con $20.948 millones
  • Consultores Unidos con $7.405 millones
  • Presoam SAS con $12.156 millones
  • Consorcio Sion con $16.052 millones
  • RGQ Logistics con $4.000 millones y
  • Consorcio Torrosa con $9.389 millones

➤Sin ti, no hay periodismo independiente. Defiende el periodismo en el que crees y, con tu abono, haz posible que los colombianos tengamos una sociedad mejor informada. Hazte gestor de Cuestión Pública.

Los 69 mil millones de pesos reportados por Pizano supera en creces la de los sobornos que Odebrecht reconoció haber pagado ante las autoridades de los Estados Unidos: $11 millones de dólares. En entrevista con Noticias Uno, Pizano dijo que los pagos irregulares correspondían a “contratos de papel, son contratos que no se ejecutaban”, en los que “los objetos se duplicaban”.

Respecto a estos contratos que para Pizano resultaron irregulares, Jorge Pizano reiteró en enero de este año los nombres de los contratistas con anomalías ante el Tribunal de Arbitramento, en el que se enfrentan el Consorcio Ruta del Sol SAS y Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Pizano dijo: “le puedo decir que estaban Consultores Unidos, Desimpro, Inversores […] Inversores Profesionales Local, Profesionales de Bolsa, esos principalmente, es que no tengo la lista”. También mencionó a Consorcio Sion y a Transportes y Equipos de la Sabana S.A.S.

 

A continuación, Cuestión Pública relaciona en orden cronológico las restantes siete comunicaciones en las que Pizano denunció los hallazgos en 2015. En estos reportes, como en los de los años anteriores, se puede observar que Pizano siguió el conducto regular y que informó a sus superiores al respecto, al menos seis años antes de que se conociera el escándalo de Odebrecht. Incluso, las denuncias fueron hechas por Pizano años antes de que Marcelo Odebrecht fuera capturado el 19 de junio de 2015.

  • En correo (Anexo 2.2) del 15 de abril de 2015, le dijo a Silvia Muñoz, representante de Administración y Suministros del Consorcio, y quien tenía correo electrónico con dirección web de Odebrecht, que “NO puede aceptar y NO puede existir procedimientos de contratación distintos a los acordados”. Pizano estaba molesto porque Muñoz, “como responsable de compra no cuenta con copia del contrato referido”.

  • En correo (Anexo 2.2) del 27 de abril de 2015, también enviado a Silvia Muñoz, Pizano dijo que tras una revisión de facturas, encontró nueve proveedores a quienes se le pagó sin cumplir con las reglas de antilavado de dinero (SARLAFT).

  • En correo electrónico (Anexo 2.2) del 19 de mayo de 2015, Pizano insistió en que los pagos de los contratos debían contar con “informes respectivos o soportes de los entregables” antes de ser pagados, lo que no se estaba cumpliendo.

  • En correo (Anexo 2.2) del 4 de junio de 2015, Pizano le solicitó a Silvia Muñoz y a Carlos Gustavo Ramírez, gerente de la concesionaria Ruta del Sol, tener en cuenta la experiencia de los proveedores en los procesos de contratación. Incluso dijo que encontró que “se presentan certificados de constitución de las empresas muy recientes, a veces de un mes; se recomienda a la administración que evalúe este tema”.

  • En correo (Anexo 2.2) del 8 de julio de 2015, Pizano le dijo a Katherin Rojas y Carlos Gustavo Ramírez que los proveedores no debían tener menos de tres años de experiencia, “ya que han existido casos de contratistas con tres meses de experiencia”. Pasaban los meses y la concesionaria no reaccionaba frente a las denuncias de Pizano.

  • En correo (Anexo 2.2) del 1ro de septiembre de 2015, Jorge Enrique Pizano escribió a la dirección albohada@odebrecht.com que los contratistas del proyecto debían contar con la capacidad económica para realizar los trabajos requeridos y contar con la suficiente experiencia. En particular, Pizano denunció que “se ha observado en varios casos que el capital suscrito y pagado que se certifica en el certificado de constitución y gerencia por la Cámara de Comercio respectiva presentado es infinitamente menor al del valor del contrato firmado”. Sobre la experiencia de los contratistas que se llevaban millonarios pagos, Pizano advirtió que “en varios casos se ha observado que las empresas contratadas tienen fechas de constitución de la empresa entre pocos meses y dos años”.

  • En octubre de 2015, en un informe de recomendaciones incluido en el anexo 1, dijo que los pagos de contratos solo debían realizarse una vez los proveedores hubieran entregado “los informes respectivos o los soportes de los entregables”.

Año 2017

En enero de 2017, en un reporte titulado ‘Informe a Episol por Controller 2017’, Jorge Enrique Pizano  denunció a la concesionaria el “no suministro de la información” por parte de la misma, documentación que era requerida para ejercer su vigilancia. En el documento, Pizano también reiteró una vez más que los procesos de contratación necesitaban los informes respectivos y los soportes requeridos para demostrar que los pagos estaban justificados. Tras el estallido del escándalo de Odebrecht en diciembre de 2016, en 2017 la concesionaria Ruta del Sol no le renovó el contrato como controller a Jorge Enrique Pizano. Así consta en el proceso del Tribunal de Arbitramento en el que declaró:

–¿Cuándo fue que usted se retiró de la Concesionaria?

–Noviembre 10 del 2017. No, me retiraron que es diferente.

Documentos liberados por Cuestión Pública

Descargue a continuación los documentos liberados por Cuestión Pública:

Incluye información sobre pagos irregulares desde 2010, ordenados por ejecutivos del consorcio, que no contaban con autorización.

Pagos en los Estados Unidos

Cuestión Pública confirmó lo que había publicado Pizano en la entrevista a Noticias Uno y la columnista María Jimena Duzán en la Revista Semana: el consorcio Ruta del Sol hizo pagos sin el debido respaldo a través de cuentas bancarias en los Estados Unidos. De igual forma, los contratos parecían no coincidir con las obligaciones que tenía el Consorcio frente al lavado de activos y el terrorismo. En total, Pizano reportó pagos por $7.405 millones por giros al exterior a Consultores Unidos sin su visto bueno (VoBo).

En la página 212 del Anexo 4, está el comprobante de la transferencia bancaria. Así, desde una cuenta del Banco de Bogotá del Consorcio Ruta del Sol SAS se transfirieron el 25 de junio de 2015 $2.7 millones de dólares al Deutsche Bank en los Estados Unidos, con el Bank of America como entidad financiera intermediaria y Bac International Bank Inc como entidad depositaria. Estos pagos hechos desde el consorcio Ruta del Sol SAS podrían haber violado las normas de antilavado y anticorrupción de dinero de los Estados Unidos, que aplica a compañías extranjeras listadas en la Bolsa de Valores de Nueva York, como es el caso de Aval, matriz de Corficolombiana y Episol. La transferencia se dio el mismo día, 25 de junio de 2015, en que Pizano informó de las irregularidades por más de $16 mil millones a José Elías Melo, de Corficolombiana.

“Realmente no entiendo la falta de respuesta a las múltiples solicitudes de mi parte mediante emails. […] [El cargue de información al sistema] correspondiente se deberá actualizar mes a mes. […] La información a cargar en el sistema es la memoria de toda la contratación ejecutada y que se encuentra en ejecución”, dijo Pizano. Y agregó: “sería redundante volver a re escribir los correos enviados de que [sic] debe contener el sistema de información, ya que es la información de cada contrato [sic] basta con repasar correo q [sic] le envié el 9 de enero de 2015. […] “Agradecería su seriedad y su cumplimiento”, le escribió Pizano a Silvia Muñoz, administrativa del consorcio, el 6 de diciembre de 2015. Los hallazgos de los giros a Estados Unidos lo habían llevado a pedir información al consorcio, sin éxito.

Pizano se convirtió en un controller incómodo. Sus denuncias hablaban de 69 mil millones de pesos. Mientras que Odebrecht solo da cuenta ante las autoridades brasileras y estadounidenses de: 1)  los 6,5 millones de dólares que le dieron al exviceministro García Morales y 2) de los 4,5 millones de dólares entregados al excongresista y lobista Otto Bula. Para un total de una ‘mordidita’ de 11 millones de dólares. ¿A quién cubren los de Odebrecht?

Escenas del próximo episodio…

Mientras el fiscal Néstor Humberto Martínez sale a los medios a desmentir todo, Cuestión Pública encuentra nuevas pruebas del origen del caso Odebrecht que incluyen al expresidente Uribe. 

Sin ti, no hay periodismo independiente.
Defiende el periodismo en el que crees con tu abono.

Hazte gestor de
Cuestión Pública aquí

¿Quiéres contarnos una historia? Te mostramos la forma segura y confidencial de hacerlo Ver Más