(14/11/2018)

Episodio I

Al morir, el controller de la concesión de la Ruta del Sol nunca supo que ya había una prueba que le daba la razón de sus denuncias. Jorge Enrique Pizano empezó a trabajar en esa posición de controller asignado por Corficolombiana en 2010, en el que hacía un trabajo parecido al del auditor. Escasos meses separaban el lapso entre el primer soborno de la licitación y el inicio del trabajo de Pizano. Aún así, ambas empresas, Odebrecht y Corficolombiana, ya habían pactado mediante sus representantes pagar los dineros de las coimas en el “transcurso del proyecto”, según las declaraciones de los directivos de esa empresa brasilera. Todo había comenzado en abril de 2009.

[Diciembre 2016, Brasil]

En relación con José Elías Melo, ¿cuál fue la participación de él?

En realidad tuvo conocimiento de toda esa historia, de toda las negociaciones que tuve con Gabriel. Por ser presidente de banco, existe una preocupación de cumplimiento, nunca participó. Pero yo, sobre todos los movimientos que hice, sin excepción alguna, le avisé a José Elías Melo lo que estaba haciendo con Gabriel y tuve autorización de él.

Autoridades brasileras: ¿Y consultó el costo de esos dineros con él? ¿Del soborno?

Lo consulté sí y ajustamos las cuentas en el marco de nuestro consorcio ya en el transcurso de las obras.

De esos seis millones y medio de dólares, usted dijo que una parte fue pagada por Jose Elias Melo ¿es así?

Eso. Hicimos un acuerdo de pagos dentro de la obra. Quien pagó 100% [de ese soborno] fuimos nosotros [Odebrecht], pero cuadramos cuentas dentro del proyecto [Ruta del Sol Tramo II].

Declaración de Luiz Bueno, ejecutivo de Odebrecht, ante justicia brasilera (Para leer la traducción da clic aquí)

Así lo cuenta Luiz Antonio Bueno Junior, una de las caras visibles de Odebrecht, ante las autoridades brasileras en diciembre de 2016. Los videos y los documentos de Luiz Bueno fueron obtenidos por la Red de Periodismo Estructurado, que lidera IDL Reporteros de Perú de la que Cuestión Pública hace parte. Es la primera vez que se da a conocer este material probatorio en Colombia. José Elias Melo era el presidente de Corficolombiana, la subsidiaria del Grupo Aval que hacía presencia en Ruta del Sol a través de Consol y Episol.

Luiz Bueno es el mismo que se encargó de tramitar los sobornos de la empresa brasileña con el exviceministro de Transporte de la época Gabriel García Morales, hoy condenado a cinco años de prisión en La Picota por celebración indebida de contratos. Las revelaciones más contundentes que tiene el testimonio de Bueno están en el documento en poder de lo que allá en Brasil sería la Fiscalía:

–En cuanto a los socios, solamente Jose Elias Melo tenía conocimiento de las reuniones que mantuve con Gabriel Ignácio Garcia, así como de los asuntos que tratábamos. No compartí tales reuniones con Carlos Solarte, incluso porque la participación de CSS Constructores era irrelevante en el Consórcio, de 4.99%.

Al exviceministro García Morales, condenado a cinco años de prisión, le pagaron 6,5 millones de dólares a través de la cuenta Lurion Trading Inc con sede en el paraíso fiscal de Andorra, un pequeño país al sureste de Europa. La declaración de Luiz Bueno incluye las pruebas, además del relato de cómo se hizo. Los pagos del soborno que le permitió al consorcio Ruta del Sol Tramo II quedarse con la licitación se realizaron entre mayo y septiembre de 2010. Cuestión Pública presenta los comprobantes de los pagos que le realizó Odebrecht a García Morales a la cuenta de Andorra, según Luiz Bueno. Toda la documentación fue adjuntada en los expedientes.

Comprobantes de transferencias de Odebrecht a Gabriel García Morales

Si bien los pagos a García Molares los hizo Odebrecht a través de la Red Estructurada de Operaciones encargadas de autorizar los dineros de los sobornos y girarlos, un departamento especial de Odebrecht creado para esos fines, lo encontrado por el controller Pizano en las cuentas de la Ruta del Sol Tramo II, parece ratificar el mecanismo mediante el cual Corficolombiana terminó sacando las platas de los sobornos del mismo proyecto, según lo encontrado por el propio Pizano y que consta en sus informes:

“No compartí tales reuniones con Carlos Solarte, incluso porque la participación de CSS Constructores era irrelevante en el Consórcio, de 4.99%”

–También contacté a Jose Elias Melo, informándole acerca del compromiso en cuestión, quien me autorizó a actuar de la forma ya mencionada. Así, acordamos dividir tales costos posteriormente durante el desarrollo del proyecto, sin embargo, solo entre la Compañía y EPISOL, sin la participación de CSS Constructores.

En la declaración de Luiz Bueno se prueba que entre ambas partes: Odebrecht y Corficolombiana se pagarían dichos sobornos. Y que fue Odebrecht el que hizo los pagos. Se revela en la declaración de Bueno, que las platas saldrían de ambos y que se iba a hacer en el transcurso del proyecto. Pagos que terminaría detectando el controller Pizano.

Los hallazgos quedaron en los informes que Pizano expuso y dejó ante un Tribunal de Arbitramento de la concesionaria Ruta del Sol SAS vs la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), y ante la Superintendencia de Industria y Comercio. La constancia quedó en enero y septiembre del 2018, respectivamente.

No obstante, el origen de las sospechas de Pizano se instalaron en el 2013 cuando empezó a solicitar la información de los contratos en mención al personal financiero del consorcio y que, después de insistir vía correos electrónicos, logró consolidar la ruta de pagos irregulares a través de contratos el 25 de junio de 2015, mediante los cuales, al parecer, se fugaron 69 mil millones de pesos. Este informe se lo envió vía correo electrónico el propio Pizano a José Elías Melo, de Corficolombiana.

Registro de pagos anormales del consorcio, según Jorge Enrique Pizano

Pizano le realizó una visita a la concesionaria Ruta del Sol del 17 al 27 de agosto de 2010 y desde ese momento tenía inquietudes sobre los pagos que se hacían desde Corficolombiana hacia diferentes contratistas y empresas. En esa visita le realizó una serie de preguntas a la tesorera de entonces Tatiana Sánchez. La misma le confirmó que “los pagos a proveedores y demás se realizan mediante la fiduciaria Corficolombiana” y que “determinado a quienes se las va a realizar el pago, se realiza una carta de la concesionaria, la cual debe contar con dos firmas de las autorizadas (Firmas registradas en la Fiducia: Marcko Harasic-Presidente, Celso Buche-Gerente Admon y Fciero, Carlos Gustavo Ramírez-Gerente de operaciones y mantenimiento, Hamilton Sendai-Odebrecht)”.

Documento de Jorge Enrique Pizano titulado ‘Visita Concesionaria Rutal del Sol Sector II. Agosto 17-27 de 2010″

Los hallazgos quedaron en los informes que Pizano expuso y dejó ante un Tribunal de Arbitramento de la concesionaria Ruta del Sol SAS vs la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI)

 

Y en la misma visita, Pizano le preguntó al Analista Financiero de ese entonces, Diego Arroyo: “¿Por qué está autorizada la firma [para autorizar pagos] de Amilton Sendai (Odebrecht) quien no es funcionario de la concesionaria?” Le respondieron: “se va a cambiar porque Amilton antes era representante legal y ahora está Marko Harasic, de igual forma se está trabajando en conjunto con la fiduciaria para autorizar nuevas firmas e implementar los pagos por medio del portal virtual (…)” Este documento hace parte del Anexo 1, del informe que Pizano dejó este año en el Tribunal de Arbitramento del grupo Corficolombiana en contra de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

➤Visita Las ‘mordiditas’ de Odebrecht, el especial de Cuestión Pública sobre la oscura infiltración de la constructora en la contratación y la política colombiana.

 

El controller Pizano murió el jueves 8 de noviembre aparentemente por causa de una falla cardiaca y dejó unos audios como pruebas al noticiero Noticias Uno que demostrarían que el actual fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez sabía de este mecanismo de contratos y coimas, desde mediados de 2015, año en el que fue abogado de Corficolombiana. El mismo fiscal general Martínez se lo dijo así a la Corte Suprema en junio de 2018, cuando manifestó el impedimento para manejar el caso denunciado por Pizano. Dijo el fiscal ante la Corte: “[E]l suscrito Fiscal General de la Nación, obrando como abogado en ejercicio, en el periodo transcurrido entre septiembre de 2015 y marzo de 2016, fecha para los cuales no se conocía nada en el mundo de los comportamientos punibles de ODEBRECHT, fue contratado por el denominado Grupo Aval para reclamar a la firma brasilera, el pago de varios contratos que por decisión de la multinacional fueron efectuados a favor de terceros, desde Consol y la concesionaria Ruta del Sol SAS. La reclamación se fundaba en la consideración de que, luego de una auditoría que varios encontraron sustento o justificación operacional alguna para Consol o la Concesionaria Ruta del Sol SAS”.

➤Sin ti, no hay periodismo independiente. Defiende el periodismo en el que crees y, con tu abono, haz posible que los colombianos tengamos una sociedad mejor informada. Hazte gestor de Cuestión Pública.

 

Martínez es fiscal general desde el 1 de agosto de 2016, conocía de estas denuncias desde mediados de 2015 . Pero solo se declaró impedido a mediados del 2018. Las personas de Odebrecht que tienen responsabilidad en los contratos descubiertos por Pizano ya no están en Colombia. Y si bien tienen orden de captura, no tienen ni siquiera una imputación de cargos.

 

Marcelo Odebrecht, la cabeza principal de la empresa que lleva por nombre su propio apellido, fue condenado en marzo de 2016. Los fiscales de Brasil conocen de estas pruebas desde diciembre de ese año, cuando la misma entidad brasileña las recaudó a raíz del principio de oportunidad que se firmó en convenio con Brasil y Estados Unidos.

 

Sin ti, no hay periodismo independiente.
Defiende el periodismo en el que crees con tu abono.

Hazte gestor de
Cuestión Pública aquí

¿Quiéres contarnos una historia? Te mostramos la forma segura y confidencial de hacerlo Ver Más