domingo, febrero 28, 2021

heets

Iqos, el caballo de troya de la tabacalera Philip Morris – Coltabaco

En Colombia, el consumo de tabaco le cuesta al sistema de salud aproximadamente $5 billones al año, según el Ministerio de Salud. Los impuestos al tabaco apenas recaudan $1 billón anual. A pesar de esta diferencia y de que ya hay más de 60 mil consumidores del dispositivo calentador de tabaco Iqos, de la Philip Morris Colombia - Coltabaco, decisiones del Ministerio de Hacienda y del Congreso le han permitido no tributar impuesto al tabaco por sus ventas. Hoy día solo pagan impuestos por los heets, las unidades de tabaco consumidas con los Iqos. El reciente hundimiento de un proyecto de ley para aumentar el impuesto al tabaco dejó clara la influencia del lobby a favor de la industria tabacalera por parte de la Federación de Departamentos y de los gremios.

Los vendehúmo

Desde 2009 en Colombia está prohibida la publicidad y la promoción de los productos de tabaco. Sin embargo, la Philip Morris, con su filial Coltabaco, halló un camino para tener éxito en la industria: dividir el producto entre el dispositivo que lo calienta -Iqos- y el tabaco, para poder promocionar el primero sin condicionamientos legales. Así, le habría hecho el zigzag a la norma con la promoción de sus productos Iqos en festivales como el Estéreo Picnic, lujosas tiendas y con campañas para imponer tendencias a través de “bodeguitas”, influencers, exministros y famosos.