sábado, febrero 23, 2019
Miguel Uribe Turbay ejerció como Secretario de Gobierno de Bogotá hasta el pasado 25 de octubre. Todo indica que no continuó en el cargo para no generar inhabilidad en una posible candidatura a la Alcaldía de Bogotá.

Pecar por omisión

Sin armas y sin amenazas los habitantes del corregimiento de Oriueca, en Zona Bananera, Magdalena, han tenido que salir de sus hogares. Lo han hecho no porque los hayan presionado, sino por falta de posibilidades para la actividad agrícola.
El 10 de julio de 2018, el gobierno aprobó el documento 3934 del Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES) sobre la política de Crecimiento Verde para llevar a Colombia a una transición hasta una economía sostenible. ¡El título del CONPES 3934 ya plantea un problema, ya que, para muchos teóricos de la transición ecológica, el concepto de “Crecimiento Verde” es un mito!
Relato de una visita de un animal perfumado de magia en el Amazonas.
“La felicidad, para las personas temerosas del cambio, consistía sencillamente en la negación absoluta de los problemas.” Ana Lydia Vega
Sin armas y sin amenazas los habitantes del corregimiento de Oriueca, en Zona Bananera, Magdalena, han tenido que salir de sus hogares. Lo han hecho no porque los hayan presionado, sino por falta de posibilidades para la actividad agrícola.
Solo chiflados, ignorantes, estúpidos o hipócritas continúan afirmando que nuestro modelo de desarrollo es sostenible. Este se basa en gran medida, en la explotación de recursos naturales no renovables que pasan por un pico de explotación (pico de Hubbert) antes de agotarse inexorablemente.
“Rubio, ojos azules y gran sonrisa” es la descripción favorita de los periódicos norteamericanos para el californiano Timothy Hollingsworth. El american beauty del Valle de Napa, el american beauty de Yountville, el american beauty de un restaurante. La perfección de la gastronomía americana, la perfección de un menú, la perfección de un chef. French Laundry
Sin armas y sin amenazas los habitantes del corregimiento de Oriueca, en Zona Bananera, Magdalena, han tenido que salir de sus hogares. Lo han hecho no porque los hayan presionado, sino por falta de posibilidades para la actividad agrícola.
A Erg Chebbi se le conoce como la puerta al desierto del Sahara; a pocas horas en dromedario se llega a tener la sensación de estar aislado a días de la civilización, sobre todo por la afortunada ausencia de luz eléctrica y en consecuencia sus noches con miles de estrellas.