sábado, diciembre 5, 2020

disparos

Seis monólogos relatan cómo el joven terminó herido de bala y tirado dos horas...

Cristian Hernández, de 26 años, murió entre las 9 y las 10 de la noche después de recibir un impacto de bala en la frente. Testigos aseguran que fue un tiro de gracia de un policía y su familia denuncia que no permitieron que fuera auxiliado. Si bien el joven domiciliario no era parte de las manifestaciones en contra del abuso policial convocadas el pasado 9 de septiembre, tuvo la mala fortuna de estar cerca al lugar de la manifestación: el CAI del barrio Verbenal, Usaquén. Mira la reconstrucción de lo que pasó esa noche aquí.

Cinco monólogos de una noche en la que todo ardió

La noche del 9S la policía reportó 26 protestas en diferentes puntos de Bogotá, producto del asesinato de Javier Ordóñez, quien fue torturado y golpeado hasta morir por agentes del CAI de Villa Luz en la madrugada de ese día.Todo se concentró en cuatro localidades: Engativá, Usaquén, Suba y Bosa. También en el Parkway y Soacha. Los relatos aquí reunidos narran la versión de hombres y mujeres testigos de cuando la ciudad ardió en protestas furiosas y violentas contra la Policía, que utilizó armas de fuego. El fragor de la noche acabó con la vida de 13 personas, dejó más de 50 civiles heridos y a 30 policías también lesionados, según su propio reporte. Unos 43 CAI de la ciudad fueron incendiados y averiados.

Tres monólogos acerca de cómo murió un joven en plena protesta

Jaider Fonseca, de 17 años, fue impactado por cuatro balas mientras sostenía una puerta de madera para resguardarse de las balas de salva que hasta pasadas las 9:00 p.m. había disparado la Policía en el barrio Verbenal, Usaquén. Para sus familiares hay un agravante en su muerte: Jaider había sido previamente torturado, amenazado y hostigado por los policías del CAI* Verbenal, en varias ocasiones.

Dos monólogos sobre una estudiante que no pudo escapar de la muerte

Angie Baquero, 29 años, iba camino a la casa de una compañera de estudio. Entre las 8 y 9 de la noche se encontró en medio de un tiroteo en la intersección entre la calle 132 y la carrera 102a. Intentó correr para huir de los disparos presuntamente hechos por la Policía, sin embargo, una bala la alcanzó y murió en la mañana del 10 de septiembre.

Tres monólogos acerca de ver morir a un familiar a través de un video...

A Germán, 25 años, de chaqueta vinotinto y jeans claros, se le ve correr y escapar de los disparos en el que hasta ahora es el único registro de video que se ha hecho público en redes y que muestra cómo la Policía abrió fuego contra los manifestantes congregados frente al CAI* del barrio El Rincón, Suba. El video muestra que al sonar los disparos cunde el pánico y que, doce segundos después del estallido del primer disparo, Germán se encuentra expuesto en medio de la intersección entre la carrera 93C y la calle 128C. Falleció después de recibir dos impactos de bala.

Monólogo de una madre que está a punto de perder a su hijo

Después de pasar la tarde montando patineta, el 9 de septiembre Francier Charry Clavijo, de 23 años, junto con sus amigos decidieron observar, curiosos, lo que ocurría en los disturbios por las manifestaciones contra abuso policial en Piamonte, Bosa. Su madre asegura que a pesar de no ser parte de la manifestación un policía le disparó por la espalda. Después de una intervención quirúrgica, el pronóstico de los médicos sobre la salud de Francier no es favorable.

La noche del 9S

Después de la lista de los bienes incendiados, afectados, averiados de la Policía Nacional en el que hace un recuento de esa noche de protestas furiosas, el equipo de Cuestión Pública partió a reconstruir los hechos de lo que pareció una masacre. Fuimos tras las voces de los testigos de la muerte de cinco de los fallecidos, incluido Javier Ordóñez. 

Al menos 13 asesinados en medio de abuso policial

En la primera gran jornada de protestas tras el fin de las cuarentenas por el Covid-19, los habitantes de Bogotá y Soacha salieron a las calles en rechazo del homicidio de Javier Ordóñez cuando se encontraba bajo custodia policial. Hasta el momento, la noche del 9 de septiembre deja doce civiles asesinados: ocho en Bogotá, cuatro en Soacha, uno de estos, menor de edad. Al menos nueve por arma de fuego.