Supertiendas y Droguerías Olímpica, la empresa nodriza de la que el senador Arturo Char hace parte, ha recibido miles de millones de pesos en contratos con el Estado. El emporio de los Char tiene como clientes a la Agencia Nacional de Infraestructura, el Sena, el Icbf, el Ministerio de Defensa, Radio Televisión de Colombia RTVC, el Banco Agrario, las Cámaras de Comercio de Magdalena, Santander y Huila; alcaldías y entidades municipales de Antioquia, Bolívar, Caldas, César, Córdoba, Huila, Magdalena, Meta, entre otras. Tan solo entre Supertiendas Olímpica, la Organización Radial Olímpica, Airplan y la Aeropuertos de Oriente, el emporio Char ha celebrado más de 400 contratos en los últimos ocho años.

Mientras Arturo Char ha sido Senador de la República, en el periodo 2014-2018, casi 300 contratos han sido otorgados a la Supertiendas y Droguerías Olímpica y a la Organización Radial Olímpica. (Para ver los contratos visita el perfil de Arturo Char )

Corría el 2006 y Arturo Char pisaba por primera el Congreso como senador de la República. Había llegado el 20 de julio de ese año. Ese día, el senador Char lo advirtió ante la Secretaría del Senado que tendría conflictos de interés cuando se tratara de Olímpica, Serfinansa, la Organización Radial Olímpica, Empaques Transparentes y Laboratorios Best, al dejar por escrito que tenía participación en esas sociedades, en el registro de los intereses privados, un requisito indispensable que los congresistas deben llenar antes de posesionarse como honorables parlamentarios.


Además del registro de interés del 2006 que guarda celosamente el Congreso de la República, el nombre de Arturo Char –como accionista del emporio– reposa en una entidad pública, que no es la Dian, por las dudas.

“La Matriz (Olímpica) ha considerado como partes relacionadas a su matriz (…) las compañías sobre las que el personal clave de la gerencia puede ejercer control o control conjunto y los familiares cercanos al personal clave de la gerencia que podrían llegar a influenciar la matriz y sus subsidiarias”.

En una de las 15 carpetas color cartón, tipo legajador, en las que la Supersociedades archiva la información societaria de Olímpica figura el senador Arturo Char. En el documento, el emporio le rendía a la entidad la lista de los accionistas que en 1994 recibían las utilidades de Olímpica. El senador Arturo Char, de entonces 27 años, poseía 1.823.259 acciones a 31 de diciembre de 1994. Cada acción tenía un valor intrínseco de $371, 45. Lo que equivalía a 676 millones de pesos.

El senador Arturo Char también es accionista de Serfinansa, la compañía financiera de los Char que tiene el manejo de las tarjetas de crédito de Olímpica y que en 2018 alcanzó 650 mil tarjetahabientes, según el informe de gestión del 2017.

Lo primero que destacan los Estados Financieros del emporio Char es que Serfinansa es una de las cuatro filiales controladas por Supertiendas y Droguerías Olímpica. Es decir que los activos, pasivos, patrimonio y resultados económicos son integrados a Olímpica. “Su matriz, sus asociadas y negocios conjuntos hacen parte de Supertiendas y Droguerías Olímpica”, consta en las notas a los Estados Financieros públicos de 2016 y 2017.

En la declaración juramentada de bienes y rentas de la Función Pública del Congresista, Arturo Char reportó tener un saldo de dos millones de pesos en una única cuenta bancaria

También dicen los mismos reportes contables: “La Matriz (Olímpica) ha considerado como partes relacionadas a su matriz (…) las compañías sobre las que el personal clave de la gerencia puede ejercer control o control conjunto y los familiares cercanos al personal clave de la gerencia que podrían llegar a influenciar la matriz y sus subsidiarias”.

Es decir que, Olímpica, también considera como parte de su matriz a los familiares cercanos al personal clave de la gerencia, es decir a los hermanos Char Chaljub, quienes podrían llegar a influenciar la matriz y sus subsidiarias.

Con el paso de los años y para evitar los presuntos conflictos de interés, al menos en el papel, los Char dejaron a Antonio Char encargado en la presidencia de la compañía, el otro hermano de Arturo Char

En la declaración juramentada de bienes y rentas de la Función Pública del Congresista, Arturo Char reportó tener un saldo de dos millones de pesos en una única cuenta bancaria. Todos los demás espacios de información económica están vacíos. No tiene fecha, pero sí su firma.

Se extraña en el documento la mención a las acciones que posee en las diferentes empresas del emporio Char que contratan con el Estado. Tampoco están relacionadas las acciones en el equipo de fútbol Junior F.C y el apartamento de un millón de dólares que adquirió en Miami Dade, en el 2013.

La ley quinta del Congreso exige que los congresistas entreguen el documento público diligenciado año a año. El senador Char solo entregó uno y se nota que fue por mera formalidad.

En los datos de su domicilio reportó la dirección que corresponde a la sede administrativa del Junior, el equipo de fútbol que también hace parte del emporio Char.

Cuestión Pública buscó al congresista, pero escribió diciendo que: “teniendo en cuenta que ya se le dio respuesta a sus derechos de petición en su debido momento, y acogiéndome a las leyes y artículos citados en estos, le comunico que no podré atender su solicitud. Gracias por su interés”.

Las autoridades deberían establecer si hay o no conflictos de interés. Solo hay en la Procuraduría Regional del Atlántico un proceso disciplinario en estado preliminar, por proselitismo político en el Sena, a dos días de las elecciones legislativas en las que sacó más de 120 mil votos. Un detalle no menor es que Olímpica contrató con el Sena en 12 oportunidades, de 2015 al 2017, mientras Arturo Char fue senador, por $ 5.700 millones. (Visita Sabemos lo que hiciste la legislatura pasada)

Los contratos de Olímpica con el Sena se vienen celebrando desde antes, cuando el congresista no era el delfín Char sino el padre. Un ejemplo: hay dos que fueron firmados en 2014, según el Secop, y se celebraron un poco antes de que el delfín Arturo Char relevara en el Congreso al patriarca, Fuad.

Durante el último periodo del patriarca de los Char Chaljub en el Congreso, Supertiendas Olímpica celebró una docena de contratos con el Sena, por casi 16 mil millones de pesos.

El senador Char podrá alegar que no tiene cargos jurídicos dentro del emporio. Podrá decir que otorgó un poder para alejarse de los asuntos de Olímpica. Aún así, lo que resulta innegable es que Arturo Char se beneficia de las utilidades de la compañía, en consecuencia, de las contrataciones que celebran las empresas de los Char.

Resulta paradójico que la actividad del senador el año pasado haya sido, en su mayoría, votar los impedimentos de los demás colegas del Congreso, porque no se sabe en qué proyectos de ley y temas se ha declarado impedido.

Del congresista solo se sabía que era uno de los delfines de Fuad Char con vocación de cantante antes de ser senador.

Con el apoyo de:

*Esta investigación se logró gracias a la colaboración del equipo de Datasketch www.datasketch.co/es

¿Quieres contarnos una historia? Te mostramos la forma segura y confidencial de hacerlo Ver Más