Iván Leonidas Name Vásquez busca reelegirse para su tercer periodo como senador del Partido Verde. Cuestión Pública escarbó el patrimonio público del senador y encontró a San Leonidas SCS, junto con otras empresas que hacen parte del negocio inmobiliario de su familia.

En contraste, encontramos en su gestión legislativa su coautoría en un proyecto de ley ordinaria que ajusta el impuesto predial y el avalúo catastral. El proyecto que hace trámite en la Cámara, pretende regular los topes máximos del impuesto y los avalúos, especialmente en Bogotá, donde tiene sede su empresa familiar.

No es la primera vez que el senador lo intenta. En 2015, ya había promovido esta iniciativa en el Senado, pero se hundió un año después.

El 21 de noviembre de 2017, la Representante a la Cámara Lina Barrera, por el Partido Conservador y ponente del proyecto ante la Comisión Tercera de la Cámara, expuso en comisión la iniciativa del senador Name Vásquez. El proyecto pasó a segundo debate en plenaria, pero aún no está agendado.

Todo queda en familia

El 14 de septiembre de 1999 nació San Leonidas.  La empresa inmobiliaria familiar del senador. El último negocio de San Leonidas, en 2004, fue la compra de una propiedad en “Cerros de Yerbabuena”, en Sopó, Cundinamarca, por 60 millones de pesos, que cinco años después –bajo la figura de dación de pago– pasó a ser propiedad de Iván Leonidas Name.

En 2003, San Leonidas coincidió con un periodo en el que Name Vásquez se dedicó a ser empresario de consultorías y asesorías en el Grupo de Consultores Asociados GCA S.A, conformada por él mismo y miembros del clan Name de Barranquilla y de Bogotá.  Entre los socios co fundadores de GCA S.A estaba la empresa Consultores de Desarrollo S.A (Condesa), reconocida en el país por ser el emporio de David Name Terán, hermano del cacique político costeño, José Name Terán.

A pesar de que se trata de familias distintas, Cuestión Pública encontró que, para el momento de la creación, ambas familias tuvieron como punto común a GCA S.A. Hoy sigue activa a pesar de que está en liquidación y la empresa Condesa, contratista de obras públicas en todo el país, cuenta con sucursal en  Panamá.

En la familia de los Name Ramírez de Bogotá se turnan entre ellos para mantener las riendas políticas y empresariales. Es así como, mientras Iván Name trabajaba en el sector empresarial en los años (2003-2010), su esposa, María Clara Ramírez Ferro incursionaba en cargos de elección popular en el Concejo de Bogotá, en el que estuvo dos periodos consecutivos (2000-2007).

En el ínterin, el senador Name Vásquez tuvo tres intentos fallidos para llegar a cargos de elección popular. Cuando se lanzó dos veces al senado (1998 y 2002), y cuando intentó ser concejal (2007).

Doña María Clara Ramírez fue relevada en 2010 por su esposo Iván Leonidas cuando él quedó electo en el Senado. La señora Ramírez soltó las riendas del Concejo para ser, desde ese momento en adelante, la encargada de los negocios inmobiliarios de la familia Name Ramírez.

En los documentos de sus empresas dejaron constancia del relevo. El 1 de julio de 2010, faltando 19 días para posesionarse en el Congreso y “por motivos personales”, Iván Name convocó a una reunión extraordinaria y presentó su renuncia irrevocable a su rol como socio gestor de San Leonidas, designando para su reemplazo a su suplente y esposa, María Clara Ramírez Ferro.

Con el tiempo, los Name Ramírez dejaron de actualizar sus datos comerciales. Las empresas continuaron activas, pero en liquidación, como el caso de la Sociedad Comandita Simple San Leonidas, que hoy sigue en los certificados de Cámara de Comercio con activos de 450 mil pesos. Los mismos de hace 19 años, pese a que la empresa figura como propietaria de bienes inmuebles.

San Leonidas tiene dos apartamentos en el norte de Bogotá y un garaje, en el que –en uno de ellos– funciona su sede principal y la de El Tunjo, otra empresa inmobiliaria de la familia Name Vásquez, creada en 1995. Hay otra propiedad del senador en “Cerros de Yerbabuena”, en el que San Leonidas le entregó la titularidad en dación de pago a  Iván Leonidas Name Vásquez, en 2009.

El relevo político de la familia Name Ramírez también vino con los hijos. María Clara Name Ramírez heredó el cacicazgo de su mamá en el Concejo y, a los 19 años, Iván Leonidas Name Ramírez (hijo) fundó en 2014, Gremco un grupo multiempresarial.

Hoy por hoy, lo que no se ve en los documentos públicos, en las redes sociales sí. En Facebook la esposa de Name Vásquez maneja el negocio inmobiliario a la par que hace campaña por su esposo. Cuestión Pública se comunicó con el senador Name  Vásquez  y confirmó que la empresa Gremco tiene negocios inmobiliarios:

“Bueno, Gremco tiene un modelo multiempresarial de consultorías en diversos aspectos, organiza proyectos para diversas actividades, proyectos empresariales, por ejemplo. Gremco tiene actividades inmobiliarias, mi señora también está dedicada a eso hace muchos años.”  Name

En el  2014, su esposa aparece en los registros de cuentas claras, como gerente y  donante de 20 millones de pesos a la campaña de su esposo. El senador la financió con un crédito de 80 millones de pesos y 300 millones que le aportó el partido verde.

El senador Name Vásquez le confirmó a Cuestión Pública que no ha declarado intereses privados ni en el primero ni el segundo periodo como congresista, porque “no los tiene”.

Consultada Vivian Newman, de Dejusticia, recordó el artículo 16 de la ley 144 de 1994 sobre el conflicto de interés: “los congresistas que dentro del año inmediatamente anterior a su elección haya prestado servicios remunerados o gremios a personas de derecho privado sobre cuyos intereses o negocios incidan directamente actos que se encuentren al estudio del Congreso, deberán comunicarlo por escrito a la Mesa Directiva de la respectiva Corporación para que decida si los congresistas aludidos deben abstenerse de participar en el trámite y votación de dichos actos”.

Sin embargo, señaló también las condiciones para que el conflicto de interés genere pérdida de investidura y frente a esto, Newman señaló que solo habría conflicto de interés de Name Vásquez es particular y distinto al de todos los ciudadanos que poseen un bien.

Al finalizar su segundo mandato, el senador Name Vásquez se presentó optimista frente a su proyecto de ley de regulación predial y de avalúos, que aún le falta atravesar tres debates en el Congreso, cuya sanción final podría demorarse otro año más.  Pero el senador Name lo promociona casi como un hecho en tiempos electorales.

*Esta investigación se logró gracias a la colaboración del equipo de Datasketch www.datasketch.co/es

¿Quiéres contarnos una historia? Te mostramos la forma segura y confidencial de hacerlo Ver Más