Crédito: Juan Felipe Ramírez Claro (IG: @amoe_art)

Embajadora de Petro en Bolivia no tiene títulos convalidados en Colombia

Sindicato advierte que no hay razón para designar personas que no cumplen los requisitos. De los 20 nombramientos en embajadas que ha hecho el presidente, solo 7 cuentan con experiencia.

(30/11/2022)

Recién posesionado en el cargo, el canciller Álvaro Leyva anunció ante sus funcionarios que le iba a dar preferencia a la carrera diplomática en las designaciones en el exterior. “Esto no es para la clase política”, les dijo el 19 de agosto. Con lo que no se contaba era que esas labores terminarían en manos de gente sin experiencia ni formación universitaria, y con la sola cercanía con el primer mandatario y sus aliados.

Cuestión Pública pudo constatar que sobre Elizabeth García Carrillo, actual embajadora de Colombia en Bolivia, existe una hoja de vida ante la Cancillería que la presenta como graduada de un pregrado de Derecho, con 6 semestres aprobados. En este documento no se puede confirmar la institución en la que culminó ni su número de tarjeta profesional.

Al buscar por su cédula en el Registro Nacional de Abogados no se logró obtener la certificación de su calidad de abogada.

Se consultó a la embajadora García Carrillo sobre este tema y afirmó que ella no ha convalidado en Colombia los estudios universitarios que hizo en Canadá, que tiene dos años para ello. Por lo tanto, aún no son válidos en el país. Aseguró que cumple los requisitos de manera amplia, “por lo cual no fue necesario que mi hoja de vida fuera evaluada por la Comisión de Servicio Civil”.

Cuando se le preguntó en qué universidad habría finalizado sus estudios de pregrado, la diplomática respondió que hizo un “Baccalauréat en Droit”, de la Universidad Laval en Québec. Según la página de la institución, se trata de un programa de licenciatura de tres años que prepara para asistencias jurídicas, lo cual no es equivalente a la graduación como abogado en ese país.

Elizabeth García Carrillo es indígena  Arhuaca  por  descendencia  materna  y  Kankuama  por  descendencia  paterna. Ha sido víctima de la violencia y por ello  se refugió en Canadá desde el 2009.

Según el decreto 1083 de 2015 para ser embajador(a) “podrán acreditar como requisito título profesional en una disciplina académica, título de posgrado en cualquier modalidad“. Esto se encuentra ratificado por la Resolución 1580, que reglamenta el manual de funciones del sector diplomático.

María Angélica García, presidenta de la Unión de Funcionarios de Carrera Diplomática y Consular de Colombia (Unidiplo) es conocedora de las normas que regulan el servicio exterior en Colombia. Afirmó que “no existe legislación que faculte el nombramiento de embajadores sin título”. Agregó que el artículo 11 del decreto 770 de 2005 señala que el presidente podrá autorizar la compensación de los requisitos señalados en la ley, pero solo por posible experiencia sobresaliente en el desempeño de una disciplina, previa recomendación de la Comisión Evaluadora de los Méritos del Departamento Administrativo de la Función Pública.

Según este artículo “el Ministro [en este caso el canciller] del sector interesado en la provisión del empleo, solicitará a la comisión el estudio pertinente, en escrito debidamente motivado”. Si la comisión considera procedente la compensación de requisitos, informa al Ministro quien tramitará ante el presidente la autorización.

Es necesario recordar que esa comisión está presidida por el director del Departamento Administrativo de la Función Pública, Cesar Manrique. Según la revista Cambio, es un viejo aliado del hoy presidente de Colombia y además está acusado en un caso relacionado a la fallida compra de motos eléctricas durante la alc8aldía de Gustavo Petro, en Bogotá.

La falta de títulos o experiencia de los embajadores

El presidente Gustavo Petro afirmó el pasado 15 de noviembre, que viene creciendo el número de embajadores con experiencia en el servicio exterior. 

Veamos.

La W Radio ya había revelado que el embajador designado para México, Álvaro Moisés Ninco Daza, no cuenta con título profesional. Apenas con 28 años, pasó de militante de la Colombia Humana a representante de Colombia en ese país. Una situación que ha despertado discusión sobre el requisito de tener un pregrado o no, para ocupar esta alta designación en cualquier país.

De izquierda a derecha: Cónsul designado Andrés Hernández, canciller Álvaro Leyva y el embajador designado Álvaro Moisés Ninco.

Eduardo Ávila Navarrete, un empresario boyacense, director comercial en Setronics Colombia por más de 15 años, es ahora embajador en España. No se conoce que haya ocupado algún cargo público, pero lo que sí se supo fue su aparición en los ‘Petrovideos’ haciendo parte de las reuniones de campaña del hoy presidente Petro. De experiencia diplomática, nada.

Lo mismo ocurre con Ligia Margarita Quessep Bitar, hoy embajadora en Italia. Según informó La Silla Vacía, ella fue compañera del colegio de la primera dama Verónica Alcocer. Quessep ha trabajado como asesora jurídica en derecho internacional migratorio en ese país, pero tampoco cuenta con experiencia en algún cargo público. 

Otro nombramiento que generó malestar en el servicio exterior fue el del ex general de la Policía William René Salamanca como Cónsul General en Miami. Sobre este hecho el sindicato Unidiplo criticó en un comunicado la práctica de designar a militares y policías retirados en cargos de la cancillería.

Según el decreto Ley 274 del 2000, para que una persona con carrera diplomática en Colombia pueda ascender y convertirse en embajador, por mérito, se necesitan: 

  • 3 años como tercer secretario, después de aprobado el período de prueba. 
  • 4 años como segundo secretario, 
  • 4 años como primer secretario, luego 4 años como consejero, 4 años como Ministro Consejero y finalmente
  • 5 años como Ministro Plenipotenciario. 
  • Un total de 24 años de experiencia para ocupar el puesto de embajador. 

En ese decreto está claro que el 20% de los líderes de misión deben ser de carrera, es decir de los 63 embajadores que tiene Colombia, al menos 13 deben tener experiencia diplomática. Duvan Ocampo, líder sindical de Unidiplo, aseguró que Gustavo Petro prometió en campaña que en su gobierno sería de 50%. Ni lo uno, ni lo otro.

Para este representante sindical el gobierno de Gustavo Petro “fue un gobierno que llegó con una promesa de cambio (…) y lo que estamos viendo en la realidad es que no [lo] hay”. Ocampo agregó: “Cuando se nombra a un embajador que es político, el Estado realmente termina pagando por dos, [el sin experiencia y el que sí la tiene] cuando podría pagar por uno solo si se nombrara a alguien de carrera”

León Fredy Muñoz, actual embajador en Nicaragua, le dijo a Cuestión Pública que, la experiencia diplomática “se construye en la cotidianidad cuando has ejercido puestos, la diplomacia no es otra cosa que saber hacer amigos”.

La experiencia pa’ que: lo que dice el gobierno

El Gobierno Nacional ha anunciado más designaciones que aún no se han concretado, lo que sí es cierto es que tampoco tienen la experiencia diplomática.

El cineasta Sergio Cabrera, director de la ‘Estrategia el caracol’ fue anunciado desde agosto, para ser el embajador de Colombia en China. No tiene experiencia diplomática.

Laura Guillen, fue candidata para ser la nueva líder de misión en Francia. Ella es esposa del abogado Alex Vernot, condenado por intentar comprar testigos en el caso Mattos. El gobierno de ese país declinó en ofrecerle el beneplácito a la señora Guillén.

Finalmente el periodista Andrés Camilo Hernández Ramirez, ex jefe de prensa del presidente Petro y de la Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) ha sido anunciado para ser Cónsul en Ciudad de México. Trabajaría junto a Moisés Ninco y tampoco tiene experiencia en el servicio exterior. 

La deuda de algunos embajadores con la justicia

Los embajadores Armando Benedetti en Venezuela, Camilo Romero en Argentina y León Fredy Muñoz en Nicaragua, tienen dos cosas en común: ninguno de ellos cuenta con experiencia en el servicio exterior y tienen procesos en la Corte Suprema de Justicia.

Este medio consultó con el ministro Alvaro Leyva por el nombramiento de los embajadores en el gobierno de Gustavo Petro, sin embargo el canciller afirmó que no contestaría sin coordinar con el jefe de prensa del ministerio. 

Ni su jefe de prensa ni el funcionario han querido responder las preguntas formuladas por Cuestión Pública.

Además de la inexperiencia de los designados, silencio.