viernes, diciembre 2, 2022

policía

El último baile de Lucas Villa

El Hospital San Jorge de Pereira confirmó el fallecimiento de Lucas Villa, líder estudiantil que le había apostado al diálogo y a la manifestación pacífica a través del baile en medio del Paro Nacional. Lucas fue baleado durante una protesta el 5 de mayo en el viaducto de Pereira. A través de videos y testimonios, Cuestión Pública reconstruyó sus últimos pasos.

Las madres que se mamaron en Colombia

“Nueve meses de embarazo y una vida entera criando un hijo, amándolo, ¿para que venga el estado y lo asesine?”. Miles de mujeres en Bogotá salieron a caminar para dejarle claro al gobierno de Iván Duque que ellas no parieron hijos para la guerra.

Abuso policial y violencia: en memoria de a quienes hemos perdido durante las movilizaciones...

Hacemos un homenaje a las 42 víctimas, entre civiles y fuerza pública, que han muerto de manera violenta desde el inicio del Paro Nacional hasta el 20 de mayo de 2021. También recordamos los rostros e historias de otras 14 personas asesinadas en el marco de movilizaciones sociales durante el Gobierno de Iván Duque.

Monólogos del adiós: sobre la muerte de Marcelo Agredo

Marcelo Agredo Inchima, de 17 años, murió en la tarde del 28 de abril después de recibir un impacto de bala en la cabeza, que habría sido disparado por un policía, durante las manifestaciones del Paro Nacional en Cali. Cuestión Pública habló con el papá de Marcelo, con su hermano y su cuñado, un policía activo en Cali.

Vargas Quemba, de militante en Morena a instructor en derechos humanos

El abogado Fernando Vargas Quemba, quien militó en el Movimiento de Restauración Nacional (Morena) al lado del exparamilitar alias Ernesto Báez, fue contratado por el gobierno Duque para formar a las tropas del Ejército en derechos humanos. La JEP indaga si Vargas Quemba es el abogado detrás del cambio de testimonio de miembros de la fuerza pública señalados de participar en ejecuciones extrajudiciales.

Monólogo de una madre que perdió a su hijo

Julián, de 27 años, murió por un impacto de bala que habría sido disparado por la Policía, la noche del 9S, en medio de las manifestaciones a unas cuadras del CAI de Timiza en la localidad de Kennedy.

Seis monólogos relatan cómo el joven terminó herido de bala y tirado dos horas...

Cristian Hernández, de 26 años, murió entre las 9 y las 10 de la noche después de recibir un impacto de bala en la frente. Testigos aseguran que fue un tiro de gracia de un policía y su familia denuncia que no permitieron que fuera auxiliado. Si bien el joven domiciliario no era parte de las manifestaciones en contra del abuso policial convocadas el pasado 9 de septiembre, tuvo la mala fortuna de estar cerca al lugar de la manifestación: el CAI del barrio Verbenal, Usaquén. Mira la reconstrucción de lo que pasó esa noche aquí.

Masacre de Samaniego: la confesión de Sebastián Acosta. Versión Completa

(2/11/2020) Todo arrancó pasadas las 9:20 de la noche, contaron los sobrevivientes. Según Sebastián Acosta, el joven que confesó a la Fiscalía haber sido uno...

Masacre de Samaniego: la confesión de Sebastián Acosta. Versión Ilustrada

Todo arrancó pasadas las 9:20 de la noche, contaron los sobrevivientes. Según Sebastián Acosta, el joven que confesó a la Fiscalía haber sido uno de los asesinos partícipes en la masacre de Samaniego, venían por la vía Túquerres y se perdieron al intentar llegar a una pequeña casa en la Vereda Santa Catalina. En el lugar había cerca de 30 personas jóvenes reunidas festejando un cumpleaños que había arrancado el miércoles y se había prolongado hasta el sábado 15 de agosto, día de la masacre.

En CAI de Kennedy: Pudo ser otro Javier Ordóñez

El 12 de septiembre de 2020 Nicolás Pinzón, un joven de 24 años, fue llevado al CAI de Patio Bonito en Bogotá por gritar a los agentes de la Policía y el ESMAD: ¡Asesinos! Por ello recibió violencia física y psicológica de uniformados quienes ocultaban su identificación al interior del CAI, le relataron Nicolás y defensores de derechos humanos a Cuestión Pública. Su caso evidencia las trabas para el acceso a la justicia ordinaria y expertos calificaron el caso como un crimen de lesa humanidad.