miércoles, septiembre 23, 2020

venezuela

Tres monólogos sobre un hombre que añoró volver a casa

Anthony, de 28 años, había llegado a Bogotá en 2019 tras emigrar de Venezuela. Trabajaba y enviaba remesas a su familia hasta el miércoles 9 de septiembre, cuando camino a casa dos balas acabaron con su vida, frente a la Estación de Policía de Ciudad Verde, según la versión de los testimonios recogidos. (Click al título para seguir leyendo)

Trabajadoras Sexuales Venezolanas en Colombia. ¿Mito o Realidad?

“Para los forasteros que llegaban sin amor, convirtieron la calle de las cariñosas matronas de Francia en un pueblo más extenso que el otro, y un miércoles de gloria llevaron un tren cargado de putas inverosímiles, hembras babilónicas adiestradas en recursos inmemoriales, y provistas de toda clase de ungüentos y dispositivos para estimular a los inermes, despabilar a los tímidos, saciar a los voraces, exaltar a los modestos, escarmentar a los múltiples y corregir a los solitarios.” GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

La migración wayuu aumenta la presión en La Guajira

Uribia está entre los municipios más pobres de Colombia, y sin embargo eso no detiene a decenas de familias wayuu asentadas en Venezuela que migran a esta zona tras abandonar sus tierras en busca de alimento y trabajo; recursos ya escasos en esta región de La Guajira. Según el Instituto Nacional de Salud, 45 niños han muerto de hambre en lo que va del año. Solo la semana pasada murieron diez. Todos eran wayuu, informó El Heraldo.

El botín de la gasolina corrompe la frontera con Venezuela

En las vías que unen Colombia y Venezuela, La Liga contra el Silencio confirmó el pacto que existe entre las comunidades y los militares, socios en el jugoso botín que deja el contrabando de combustible.